La Feria del Libro hace un balance positivo

  • En torno a un 8% han aumentado las ventas en diez días en los que se ha incrementado la participación

Con dificultades causadas por la huelga de transportistas, los libreros comenzaron a desocupar ayer las casetas que durante diez días han acercado a los malagueños en el Paseo del Parque el placer de la lectura. El domingo se clausuró la edición número 38 de la Feria del Libro de Málaga y el balance es bastante positivo. Según la organización, las ventas han aumentado en un 8%, "un incremento pequeño aunque para la época en la que estamos viviendo resulta bastante significativo", aseguró ayer Juan Manuel Cruz, presidente de la Asociación de Libreros. La participación en las actividades y presentaciones también ha subido y "la impresión de la mayoría de participantes ha sido bastante satisfactoria", añadió Cruz y según los datos de la encuesta que el último día de feria recogió las opiniones de las 47 casetas participantes.

"Aunque habrá que mejorar en todo lo que se pueda, creo que es muy importante lo que se ha conseguido", consideró Juan Manuel Cruz. La comisión organizadora del evento se reunirá a finales de este mes de junio para poner sobre la mesa los resultados de esta edición y comenzar a trabajar ya en la del próximo año. "Queremos valorar y, sobre todo, escuchar comentarios y sugerencias, que se aporten ideas concretas y factibles", añadió el presidente de la Asociación de Libreros. "Nosotros hacemos la Feria para el ciudadano y estaríamos encantados de recibir sus propuestas", subrayó Cruz, que explicó la existencia de un buzón de sugerencias abierto a todos.

Para veteranos como Juan Manuel Cruz, gerente de la librería Rayuela con la que acudió a la feria por primera vez hace 26 años, esta cita no se convierte en un "negocio redondo aunque nos vayan bien las ventas". Para muchos es algo más, un encuentro del sector, una excusa para sacar a la calle los libros y seguir fomentando el hábito de la lectura entre el público. "Las instituciones públicas no subvencionan un evento como éste con un fin comercial, sino con la intención de promocionar el libro y la lectura", explicó Juan Manuel Cruz.

En cuanto a los títulos más vendidos, destacan la última novela de Carlos Ruiz Zafón, El juego del ángel. "En Rayuela uno de los más despachados ha sido El corazón helado, de Almudena Grandes y, sin embargo, la nueva obra de Ken Follet, Un mundo sin fin, que creíamos que iba a ser un libro importantísimo no lo ha sido, cada librería tiene su ecosistema particular", añade el librero que también destacó entre sus libros más demandados Espejos, de Eduardo Galeano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios