La Feria del Libro presenta su puesta de largo contra la crisis

  • La organización confía en superar el número de visitantes y la cifra de ventas registradas el año pasado, previsión que comparte con el resto de ferias andaluzas

Tras la Noche del Libro celebrada el pasado miércoles, la trigésimo novena edición de la Feria del Libro de Málaga arrancó ayer en su tradicional enclave del Paseo del Parque con el beneplácito de un clima espléndido y una notable respuesta ciudadana desde los primeros instantes en que los puestos abrieron al público. El acto de inauguración tuvo un contrapeso importante en la primera visita del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, a la capital malagueña, que absorbió a buena parte de la representación institucional habitualmente presente para la ocasión, como la consejera de Cultura, Rosa Torres. Y aunque tanto el Ayuntamiento, como la Diputación provincial y como la propia Junta tuvieron su correspondiente representación, las verdaderas protagonistas fueron las hijas del poeta antequerano José Antonio Muñoz Rojas, que acudieron en representación de su padre, a quien se dedica la presente edición en el marco de su centenario. Quedan por delante diez días para espantar el fantasma de la crisis y demostrar que el sector editorial goza de buena salud también en Málaga.

De hecho, el propio delegado municipal de Cultura, Miguel Briones, se mostró ayer convencido de que este año "se superará el número de visitantes y de ventas del año anterior", y confió en que para ello el clima se convertirá en el mejor aliado de la feria hasta su clausura. En principio, razones a Miguel Briones no le faltan: el resto de las ferias andaluzas que se celebrarán desde ahora hasta el verano mantienen previsiones similares y en el caso de la de Granada, que terminó hace unos días, las cifras de visitantes y ventas acumuladas han sido similares a las de 2008. La tendencia demuestra que, en plena crisis del sector del ocio, la rama editorial se sostiene a flote por numerosas claves, que van desde la proliferación de nuevas editoriales y la multiplicación de la oferta hasta la fidelización de los lectores.

Entre las firmas de libros previstas para hoy destaca la presencia de Félix J. Palma, que a partir de las 19:00 firmará ejemplares de su novela El mapa del tiempo, ganadora del premio del Ateneo de Sevilla, en el stand de Rayuela.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios