Fernando Hurtado araña los espacios de la desolación en 'De los afectos'

  • El coreógrafo malagueño presenta el 26 y 27 de junio en Nerja una coproducción con Lanómina Imperial y el festival Grec de Barcelona · Se rodea de ocho bailarines, poesía y música clásica

Tras la tormenta siempre llega la calma y los pasos de Fernando Hurtado acuden a la llamada. Con la resaca del anterior espectáculo, The other side, el bailarín y coreógrafo malagueño necesitaba de otras cadencias. La veteranía jugó a su favor y, enseguida, su homólogo Juan Carlos García le propuso rescatar movimientos del baúl de sentimientos perdidos. El resultado se llama De los afectos, una coproducción del festival Grec de Barcelona y las compañías respectivas de ambos bailarines que se presenta en el Centro Cultural Villa de Nerja el 26 y 27 de junio.

"Nuestra época, esa era llamada de la incertidumbre, ha marcado una ruptura respecto a la manera de vivir y expresar las emociones", recuerdan ambos coreógrafos como tarjeta de presentación de una propuesta escénica que cuenta además con el asesoramiento en la dramaturgia de Roberto Fratini. "Un reto con ayuda es menos reto", sentencia Hurtado. Después de nueve años sin trabajar con Juan Carlos y su compañía Lanómina Imperial, el malagueño recibió la invitación de volver a compartir escenario.

"Él tenía claro que debía ser un montaje de calma", recuerda. Máxime después de que The other side volcara toda su vehemencia sobre el escenario con la música en directo de la banda sevillana de heavy Darden.

Hurtado y García empezaron a hacer realidad una coreografía en la ocho bailarines para escenificar "la desolación emocional", apunta. En tal propósito no podía faltar la poesía y la música de los grandes clásicos. Schumman, Schubert en las partituras y los poemas de Wordsworth en directo formarán parte de una puesta en escena que busca la misma intimidad que ansían sus artífices. Durante todo el espectáculo suben y bajan una serie de monitores con poemas en pantalla e imágenes alusivas a la pérdida de afectividad.

"De los afectos es nuestra manera de poner en escena esa sensación de pérdida, de íntima desolación ante la aparición de la realidad como un inmenso plató de televisión que nos deja con la impresión de que la banalidad es el único lugar posible", suscriben sus autores.

Sobre el escenario una pared de uralita de cinco metros de altura se divide en dos para mostrar su parte cóncava y convexa por donde transitan los bailarines perdidos. Junto a ellos y llegado de la Universidad de Zúrich un experto en instalaciones escénicas se encargará de proyectar unas olas gigantes "para expresar todo lo que arrastra el caos", añade Hurtado.

Tras su paso por Nerja, De los afectos viajará el 4 de julio al Festival Teatro Sur de Palma del Río (Córdoba) para recalar luego del 11 al 13 de julio en el Mercat de les Flors de Barcelona, integrado en la programación del Festival Grec. Escenarios que actuarán como recipientes de emociones en movimiento.

"Quizás los afectos sólo existan en la simulación que acaba con ellos. O en el acto de piadoso sentimentalismo, de astuta zozobra, que es la danza", reflexiona el dramaturgo Roberto Fratini .

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios