El Festival de Teatro de Málaga reunió a 9.370 espectadores, la mitad que en 2007

  • La edición recientemente clausurada tuvo su mayor éxito en 'Cyrano', con 1.693 plazas

Se presumía que la vigésimo quinta edición del Festival de Teatro de Málaga, celebrada entre los pasados 11 de enero y 9 de febrero, presentaría un balance de cifras bastante inferior al año precedente. Las cuentas, según informaron ayer fuentes del Teatro Cervantes, no dejan lugar a dudas: el certamen se saldó con 9.370 espectadores, exactamente la mitad de los 18.000 que visitaron el mismo ciclo en 2007. El espectáculo que más éxito recaudó en la programación fue Cyrano, que vieron en el Cervantes 1.693 personas en dos funciones. El guía del Hermitage, con Federico Luppi, reunió en el mismo escenario a 1.634 personas, también en dos funciones. En el Alameda, la propuesta más vista fue Estriptis, que atrajo en cada una de sus representaciones a 380 y 442 espectadores, respectivamente.

Para explicar este notable descenso de entrada, pueden apuntarse dos motivos. El primero es que en este 2008 el festival programó 29 funciones mientras que en 2007 fueron 34 (aunque entonces los espectáculos fueron 13, uno menos que este año). El segundo, y más poderoso, es que el año pasado se incluyeron en el certamen nada menos que siete representaciones del musical Cabaret, que por sí solo sumó a los balances los 8.000 espectadores que se han perdido este año; en 2006, de hecho, el número de visitantes fue similar al de este 2008, con casi 10.000.

Con respecto a la edición de 2009, la organización espera contar con el El arca de Noé, un montaje de la compañía polaca Nowy Teatr (que ha participado dos veces en los últimos del ciclo) con un reparto internacional del que forman parte intérpretes malagueños y alumnos de la Escuela de Arte Dramático de la ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios