'Fisterra' traslada al Teatro Alameda una 'road movie' en clave gallega

  • Eva Hache y Ángeles Martín protagonizan a finales de mayo la comedia de Ferrán Rodríguez

Fiel a su adscripción a la comedia en su sabor más puro, el Teatro Alameda recibe del 23 al 26 de mayo uno de los platos fuertes de su programación: se trata de Fisterra, una obra de Ferrán Rodríguez que llega a Málaga en un montaje dirigido por Víctor Conde y protagonizado por dos actrices de indudable tirón: Eva Hache y Ángeles Martín. Ambas dan cuerpo y alma a una road movie en clave gallega que trata especialmente el juego de identidades y apariencias que conforman las relaciones humanas. Pero no teman, todo está dirigido a provocar la más calurosa risa en el respetable. Que no es poco.

La obra arranca en Pontevedra. Antonia, una mujer de mediana edad, pide un taxi para llegar a Finisterre y allí poder esparcir las cenizas de su difunto marido al mar, al fin del mundo. Paz es la taxista que por azar recoge a Antonia y la acompaña a su destino. Paz es una mujer joven y trabajadora,que dedica todas las horas de su vida al taxi que le permite mantener a su marido y a sus dos hijos, y Antonia es una afectada viuda que intenta cumplir el último deseo de su adorable marido. El viaje obra su esperada mecánica y ambas empiezan a entablar una complicidad que transita por periodos de confianza y sospecha. Con el tiempo, es el público el que puede llegar a alumbrar duras razonables hasta considerar que ninguna de las dos es realmente quien pretende ser. Y que sus motivos para viajar en ese taxi no son tampoco los que cabría pensar en un principio.

Según informaron fuentes de la producción, Fisterra "nace con el propósito de poner en escena una comedia nueva. No sólo nueva por el estreno absoluto del texto, sino por el lenguaje y planteamiento de la función. Por ser una vuelta más, un paso adelante en la creación de textos teatrales en nuestro país. Un texto nuevo para un público nuevo. Un público que bebe de otros lenguajes audiovisuales y que demanda una forma nueva de hacer teatro. Más directa. Más punzante. Más desnuda y verdadera. Un texto que bajo su provocativo sentido del humor no está exento de reflexiones a veces no demasiado cómodas sobre la época que nos ha tocado vivir".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios