Flamenco, danza y terapia se unen para enseñar a mostrar los sentimientos

  • El malagueño José María Aragón trabaja en Suiza como monitor de danzaterapia, una nueva disciplina de relajación

La musicoterapia es un recurso terapéutico muy utilizado por especialistas para abordar problemas como el estrés. Desde hace poco tiempo en España se está descubriendo otra modalidad, que utiliza como base la danza. José María Aragón es el representante malagueño de este tipo de curación a través del baile. "La danzaterapia es una forma de terapia que utiliza elementos de la danza como el movimiento, el desarrollo, la integración física, emocional y cognitiva de una personas". Así define el joven malagueño la disciplina que desarrolla desde hace varios años por diferentes países del mundo.

A sus 33 años, y tras estudiar pedagogía de la danza y formarse como bailarín especializado en flamenco desde los nueve años, decidió recorrer el mundo en busca de un trabajo. Durante ese periodo errante, hace poco más de cinco años, conoció la danzaterapia. Desde ese momento decidió aplicar todos sus conocimientos como bailarín a la terapia destinada a personas con algún tipo de discapacidad y personas mayores.

"En Málaga, este tipo de terapia aún es muy desconocida. Actualmente trabajo en Suiza como danzaterapeuta, trabajo que compagino con mi faceta de bailarín", afirmó José María Aragón.

Para este malagueño, el trabajo que realiza no necesita una gran carga teórica, sino que parte de una base más "emocional". "Se basa sobre todo en la creatividad". Pero el bailarín malagueño le ha dado un toque muy personal a sus sesiones de danzaterapia. "Normalmente aplico mis conocimientos de flamenco a esta actividad. En general, nadie utiliza movimientos del flamenco para sus sesiones, no es algo normal, pero a mí me gusta y lo considero bueno para la terapia. Me gusta adaptar la danzaterapia al flamenco", confesó el joven bailarín.

Para realizar este tipo de terapia es necesario contar con un amplio grupo de trabajo en el que debe haber psicólogos. "Entre todos se puede lograr que los alumnos expresen sus sentimientos a través de la música y el baile", afirmó José María Aragón.

La elección de la música a la hora de impartir las clases es algo muy importante. "La música que se emplea depende siempre de la actitud del alumnado. La música clásica y los instrumentos de cuerda juegan un papel muy importante en la relajación del cuerpo. La aportación que yo hago a la técnica genérica de la danzaterapia es introducir música flamenca. A mis alumnos les gusta mucho", confesó el bailarín de flamenco.

José María Aragón compagina sus clases de danzaterapia con su trabajo de bailarín. "Cuando me llaman para algún trabajo de danza, aprovecho el viaje para conocer si en la ciudad hay algún movimiento de danzaterapia y conocer a gente de este mundo", afirmó el joven, quien forma parte del programa Ejemplares con el que iniciará una gira por varias ciudades de Europa junto a otros nueve artistas malagueños seleccionados. "Además de la gira por Europa con Ejemplares, también impartiré diversos cursos en municipios de Málaga. Me gusta esta idea porque me gustaría trabajar en Málaga como danzaterapeuta", aseguró José María Aragón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios