Flexibilidad y excelencia

El Taller Andaluz de Interpretación de Música Actual (Taima) es un ensemble extremadamente flexible que, además de funcionar a la perfección como conjunto, contiene solistas de primera fila, especialmente los clarinetes, que pudieron lucirse en todas las obras con pasajes virtuosísticos y constantes mutaciones a clarinete bajo, como en el caso del Trío IV de Aureliano Cattaneo. La obra resultó de una tímbrica sofisticada, con carácter juguetón en los movimientos rápidos y contrastes extremos, casi esquizofrénicos, entre pianissimi y fortissimi. Las numerosas técnicas exigidas a los tres intérpretes creaban una sensación de atropellamiento de ideas y horror vacui, pero sin perder nunca el interés de un discurso bien construido.

Contornos, de Francisco J. Martín Quintero, trataba de hacer una asociación visual/musical trasladando la idea de sombra al mundo del sonido. Por supuesto, estas pretensiones que rozarían lo sinestésico nunca deben ser tomadas literalmenteý El efecto final de la obra era de cierta monotonía grisácea (continuando con la sinestesia), de una penumbra donde se podían distinguir pequeños retazos de realidad, pero nunca un hecho contundente. En este sentido la obra podría asemejarse al teatro negro, o incluso al mito de la caverna platónico.

La segunda parte del concierto estuvo dedicada en su totalidad a Luis De Pablo. Sus Dibujos (1979-1980) son también una obra que halla su inspiración en lo visual, concretamente en una serie de creaciones en tinta china de su mujer, si bien no pretende ser descriptiva. La agilidad del cuarteto (flauta, clarinete, violín y chelo) le permite llevar a cabo una pieza de carácter ligero y muy puntillista. Este estilo evolucionaría hasta una música más expresiva y horizontal, y Anatomías (2006) es una buena muestra de ello: más meditativa y lineal, con la viola en papel solista y una interesante integración de la difícil arpa en el conjunto. La combinación del trombón y la trompa en sus registros graves conseguía un gran efecto que sin embargo De Pablo no explotó más de lo necesario, siempre conteniéndose para no caer en esteticismos vacuos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios