Frade Arquitectos firmará el proyecto expositivo del Museo de la Aduana

  • El equipo, experto en intervenciones museísticas, cuenta con un plazo de 25 meses para entregar su diseño, por lo que la inauguración no se prevé hasta después de abril de 2015

Comentarios 2

La instalación del Museo de Málaga en el Palacio de la Aduana continúa su devenir lento mientras los retrasos respecto a las posibles fechas de inauguración se acumulan. El BOE hizo público ayer el nombre de la entidad que se hará cargo del proyecto expositivo: se trata del estudio madrileño Frade Arquitectos, responsable de intervenciones similares en una remesa nada desdeñable de museos españoles, cuya propuesta para las secciones de Bellas Artes y Arqueológica del edificio de 18.500 metros cuadrados se impuso en el concurso público a los seis competidores. Se trata de una noticia que ofrece garantías notables pero que permite, también, ajustar de nuevo los cálculos respecto al momento en que el museo abrirá sus puertas. Si el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, apuntó a finales de 2014, la convocatoria del citado concurso, publicada el pasado mes de octubre con un plazo de 25 meses estipulado a su ganador para la redacción del proyecto, confirmó que el marco se ampliaba hasta, al menos, comienzos de 2015. En el anuncio publicado ayer se señala como fecha de formalización del contrato el pasado 22 de marzo, lo que ya obliga a remontar la jugada hasta abril de 2015. Eso, sin contar con la ejecución del mismo proyecto expositivo, que también requerirá la convocatoria de un concurso público y un plazo correspondiente. Aunque es posible, no obstante, que Frade entregue su redacción antes del final del plazo, ya no resulta descabellado referirse a mediados de 2015 como marco más que probable para la inauguración. Y, en todo caso, será, como también advirtió Lassalle, una apertura parcial y por fases.

La adjudicación a Frade Arquitectos de la redacción del proyecto se formaliza por parte del Ministerio de Cultura con un presupuesto de licitación total de 363.000 euros, que se añaden así a los 37,5 millones de euros aprobados en los Presupuestos Generales del Estado para el Museo de Málaga. El diseño expositivo deberá encajar en la Aduana un puzzle nada sencillo, con más de 2.000 obras de arte y 15.000 piezas arqueológicas, según el proyecto museográfico que en su día presentó la directora del mismo museo, María Morente (y que obedece, en esencia, a la propia evolución de la ciudad, desde comienzos del siglo XIX en lo que se refiere a la sección de Bellas Artes y desde la fundación fenicia respecto a la Arqueológica).

Fundado en 2005 por Juan Pablo Rodríguez Frade (Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales en 1995 por la rehabilitación del PAlacio de Carlos V en Granada como Museo de la Alhambra), el estudio Frade Arquitectos ha realizado la museografía de recintos como el Museo Sefardí de Toledo, las Salas de Edad Moderna del Museo Arqueológico Nacional, el Museo Municipal de Arte Contemporáneo de Madrid, el Museo de Segovia, la Colección de Guarnicionería de la Real Maestranza de Ronda, la Fundación Cristino Vera de Tenerife, el Museo de Madinat al-Zahra de Córdoba, el Museo de San Telmo de San Sebastián y el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de La Coruña. Actualmente, la empresa trabaja en dos proyectos de gran calado: el proyecto museográfico del Museo Arqueológico Nacional y la ampliación del Museo de Bellas Artes de Cádiz. Rodríguez Frade y su equipo han sido además objeto de más de 200 exposiciones en todo el mundo. El proyecto expositivo del Museo de Málaga se incorpora así a una larga cadena de actuaciones para recuperar una colección artística y arqueológica que lleva más de quince años oculta.

Eso sí, la adjudicación del proyecto expositivo (que incluye también el mobiliario, los trabajos complementarios, la dirección facultativa y la coordinación de la seguridad) se produce en un clima de acuerdo político respecto a la coexistencia del Museo de Bellas Artes y el Museo Arqueológico dentro de un único Museo de Málaga, en el Palacio de la Aduana, conformado así en dos secciones. Después de años de desencuentros, el grupo del PP andaluz vio con buenos ojos la reciente propuesta del consejero de Cultura, Luciano Alonso, para trasladar los fondos de la Biblioteca Provincial (actualmente custodiados en un local de la Avenida Europa junto a, precisamente, las más de 15.000 piezas que corresponden a la sección de Arqueología del Museo de Málaga, convenientemente embaladas) al Convento de la Trinidad, que había representado tradicionalmente la mejor opción según el PP para la ubicación del Museo Arqueológico, con lo que la Aduana habría quedado en exclusiva para la sección artística. Con el proyecto finalmente integrado en el Museo de Málaga y las últimas obras de adecuación del entorno del palacio a punto de finalizar, sólo queda seguir esperando. Algo más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios