Francisco Martínez Hoyos y José Antonio Quesada revisan las 'Leyendas de la Reconquista'

Desde la legendaria batalla de Covadonga hasta la reconquista Granada en 1492 median casi ochocientos años: a lo largo de los mismos, el continuo estado de guerra entre cristianos y musulmanes generó innumerables relatos en torno a héroes, batallas, caballeros y la dura vida en la frontera. Muchos de estos relatos dieron forma a los cantares de gesta que los juglares interpretaron en las plazas durante la Baja Edad Media, y éstos a su vez cristalizaron, a partir de sus fragmentos más populares, en el Romancero. Ahora, los historiadores Francisco Martínez Hoyos y José Antonio Quesada han reunido buena parte de estos episodios en el libro Leyendas de la Reconquista (Ediciones Rubeo), que se presentó hace unos días en Málaga, donde ha sido escrito en gran parte. Sus autores recrean con intención literaria y ánimo narrativo historias repletas de hazañas bélicas y milagros, de amores apasionados y trágicos, de héroes y caballeros que aspiraron a la nobleza mediante un estricto código de honor. Y lo hacen con un estilo coloquial y ameno, en un empeño por renovar este rico legado y despojarlo de toda su vieja retórica para hacerlo así más accesible a los lectores del presente.

Comparecen así en las páginas del libro la batalla de Covadonga, personajes irrepetibles como el godo Wilfredo El Velloso, mitos de carácter universal como el de San Jorge y el dragón, milagros como el propició la princesa Casilda mediante unas rosas recién cortadas, el pastor que intervino en la batalla de las Navas de Tolosa para mayor gloria del rey Alfonso VIII, el cerco de Zamora, el conde que mereció la espada del mismísimo San Martín en su lucha contra los moros y otras muchas leyendas ahora recuperadas como memoria silente de España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios