La Fundación Picasso se ilustra con 25 cerámicas de la colección Serra

  • Uno de los mayores coleccionistas del país cede temporalmente a la institución una serie de piezas realizadas por el malagueño entre 1950 y 1963, su etapa más prolífica

Está considerado el artista no ceramista que más piezas en este formato ha realizado. La producción de cerámica de Pablo Picasso asciende a 4.000 piezas. Veinticinco de ellas se exponen desde ayer en la Fundación Picasso Casa Natal (Plaza de la Merced, 15) gracias a una donación temporal de la colección de Pere A. Serra. Las cerámicas recorren una iconografía recurrente en el malagueño. Así aparecen los temas de animales, de tauromaquia, los motivos tomados de la naturaleza y el paisaje, -una de las temáticas menos utilizadas en las manos picassiana- y los rostros.

"Las piezas de cerámicas son las que más gustan al público de la Casa Natal, por su cercanía a lo doméstico, a lo mediterráneo", recordó ayer Lourdes Moreno, directora de la Fundación Picasso.

Aunque ya en 1895 el artista había pintado sobre platos, es en 1947 cuando se entrega por completo a la alfarería, a raíz de la visita al pueblo de Vallauris (en la Costa Azul francesa) de rica tradición alfarera "por su tierra arcillosa y sus bosques" en compañía de su nueva compañera, Françoise Gilot. Allí, en el taller Madoura, plasmó su inspiración creadora en piezas como las que integran esta exposición , realizadas entre 1950 y 1963, durante la plenitud de Picasso ceramista.

Por su parte, Miguel Serra, hijo del afamado coleccionista valoró el hecho de que sea Málaga la ciudad donde se depositarán temporalmente esta producción. "Es una ciudad mediterránea -como Mallorca- abierta al arte y la cultura. ¿Cuánto pagaría Francia por tener en París la Casa Natal de Picasso", se preguntó Serra.

La colección que llega ahora a la Fundación Picasso fue adquirida por Pere Serra a través de subastas en París y Londres y que se encontraban en el Museo Es Baluard, cuyo proyecto presentó el propio coleccionista en 1999 en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

Como matizó ayer el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el coste aproximado de estas obras -que se quedarán en el museo durante cinco años prorrogables- asciende a unos 400.000 euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios