Arte

Gacma saca sus fondos a la venta con piezas de Berrocal, Arroyo y Godino

  • A demanda de sus clientes, la galería empieza el año expositivo con una 'showroom' de esculturas en pequeño formato de artistas consagrados que han pasado por la sala en sus cinco años de vida

Una galería mueve sus propósitos entre la exhibición artística y el mercado del que se abastecen sus fondos. La malagueña Gacma, durante sus cinco años de vida, ha cubierto el primero de sus cometidos difundiendo la obra de creadores de la talla de Eduardo Arroyo, Miguel Berrocal y Amadeo Gabino, entre otros muchos. Ahora inicia su andadura por el nuevo año atendiendo sus segunda vía de acercamiento al público.

Del 12 de febrero al 12 de abril convertirá su espacio en una gran showroom con la exhibición enfocada a la venta de esculturas en pequeño formato, sacadas de sus fondos y que llevan la firma de los citados artistas.  "Estamos reflexionando sobre nuestros orígenes como galería y meditando sobre nuestras colecciones, donde queremos ofrecer a nuestros clientes, al mismo tiempo, una inversión segura y una obra de arte que se aproxime a sus gustos", argumentan desde la galería.

Gacma inició su camino como fondo de arte y con esta exposición de piezas múltiples (se consideran así las que produce en serie una artista a partir de la pieza número seis normalmente) pretende recordar "la esencia" de una galería. "No sólo son las exposiciones monográficas, sino sus colecciones de arte, que a menudo se encuentran encerradas en los almacenes, y que se abren muy de vez en cuando a los clientes más exigentes", añaden.

Tres piezas múltiples de Eduardo Arroyo, otras siete de Miguel Berrocal -más la pieza única Elvira-, y nueve de Amadeo Gabino conforman esta muestra nacida a demanda de los propios clientes y socios de la sala. Como comenta Cecilio Rodríguez, responsable de la galería, los precios de las obras  oscilan entre los 1.200 euros de las piezas múltiples a los 6.000 de la escultura Elvira (1991) de Berrocal, cedida por la familia del artista.

Un sistema de escultura desmontable, transformable y combinatoria caracteriza la producción de Miguel Berrocal. Son torsos, cabezas y figuras reclinadas  que se pudieron ver por calle Larios hace dos años en la exposición Guerreros y toreros. Cecilio Rodríguez recuerda cómo el escultor malagueño  fue uno de los primeros en innovar en la creación de reproducciones seriadas. "Miró y Dalí eran amigos suyos e iban a su taller a realizar obras múltiples", apunta.

Por su parte, la obra de Amadeo Gabino, con voluntad de modernidad y profundo conocimiento del pasado deja su impronta personal a través de piezas rotundas. Completa el trinomio de la showroom Eduardo Arroyo  y su universo escultórico caracterizado por un intenso cromatismo y un rico vocabulario iconográfico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios