García Baena recibe el Premio de Poesía Iberoamericana

  • La Reina entregó el galardón que lleva su nombre al poeta cordobés, 'alma mater' del influyente grupo Cántico

La Reina presidió ayer la entrega del XVII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana a Pablo García Baena, poeta cordobés de 85 años de edad al que se ha reconocido su contribución al patrimonio cultural común de Iberoamérica y España mediante el culto a la belleza, la palabra y la sensibilidad.

La ceremonia, celebrada en el Palacio Real, incluyó un concierto de homenaje a los poetas fallecidos galardonados con este premio en ediciones anteriores, en el que se han recitado textos de Ángel González, galardonado en 1996.

García Baena, alma mater del grupo Cántico, que sirvió de enlace a partir de 1947 entre la Generación del 27 y los Novísimos, agradeció a Doña Sofía su "continuado interés y tutela a todo lo que sean artes, letras y ciencias" en España y ha articulado su discurso en torno a la figura y obra de su paisano Luis de Góngora.

El presidente de Patrimonio Nacional, Yago Pico de Coaña, y el rector de la Universidad de Salamanca, José Ramón Alonso, han participado en la ceremonia como máximos representantes de las dos instituciones convocantes del premio, considerado uno de los más importantes en el ámbito de la poesía en español.

En su intervención, Pico de Coaña definió a García Baena como un "creador absoluto", un "poeta-mago que, cual alquimista, transmuta en oro todo cuando toca: el oro de la palabra precisa, de la perfección técnica del lenguaje, de la brillantez metafórica, de la pulcritud hecha estética preciosista, sensual y sonora como un cántico".

Con la decisión del jurado de otorgar este premio al poeta cordobés se reconoce "la labor silenciosa y constante de quienes, más allá de tiempos y momentos, hacen del quehacer cotidiano un culto a la belleza, a la palabra y a la sensibilidad", subrayó el presidente de Patrimonio Nacional.

Pico de Coaña elogió asimismo a la Reina por su "apoyo perseverante, a uno y otro lado del Atlántico, a las obras culturales y artísticas", así como por una "constante dedicación" a los asuntos sociales y humanitarios que, "hoy más que nunca", corresponde "proclamar y agradecer".

En este contexto, reafirmó la necesidad de que los bicentenarios de la independencia de los países iberoamericanos sean planteados "como un compromiso colectivo para enfrentarse a los retos y desafíos actuales y como una apuesta de futuro capaz de contribuir en forma decisiva al desarrollo económico y social de la región".

Por su parte, Alonso hizo notar que García Baena construye su poesía desde "la mirada de un niño".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios