El Gobierno aprueba el sistema de pago que sustituye al canon digital

  • El Consejo de Ministros decide que la cuantía de la compensación por copia privada se fijará anualmente y con cargo a los Presupuestos Generales del Estado

El Gobierno aprobó ayer el Real Decreto que regula el procedimiento de pago por la compensación equitativa por copia privada, "cuya cuantía será fijada y abonada a ejercicio vencido y se fijará cada año en los Presupuestos Generales del Estado", según dijo Soraya Sáenz de Santamaría, tras el Consejo de Ministros. El Ejecutivo "no va a establecer ningún tipo de impuesto a los usuarios", sostuvo la vicepresidenta, antes de añadir que este pago procederá de los Presupuestos Generales y se repartirá con unos "criterios objetivos".

Lo cierto es que esta medida auspiciada por el Ministerio de Eduación, Cultura y Deporte que encabeza José Ignacio Wert, avanzada a comienzos de noviembre por Diario de Sevilla, nace bajo el signo de la polémica. Aunque Sáenz de Santamaría se esforzó en defender que esta compensación equitativa no recaerá sobre "los usuarios", lo que impone este Real Decreto es el reparto de ese pago a los autores -o mejor dicho a las sociedades de gestión de derechos, entre ellas la SGAE- entre todos los contribuyentes, sean usuarios o no. En el origen de esta medida se encuentra la supresión por parte del Gobierno, en diciembre del año pasado, del controvertido canon digital, que gravaba aparatos tecnológicos con los que se realizan copias privadas de obras en formato digital. De ahí la supuesta compensación equitativa.

Así pues, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte abonará a cuenta a las entidades de gestión de derechos de autor un total de 5 millones de euros, que figuran en los Presupuestos del Estado de 2012, para "facilitar el tránsito del sistema del canon digital al actual de compensación equitativa de copia privada", según el Gobierno. En declaraciones recogidas por este periódico el pasado 10 de noviembre, el abogado sevillano Joaquín Moeckel, que logró una decisiva victoria legal contra el cobro indiscriminado de ese antiguo canon digital, en vigor desde 2008, esta medida rubricada ayer oficialmente es aún "más flagrante".

"Al hacer que el canon pase a las partidas presupuestarias se obligará a todos los ciudadanos a pagarlo y será un cobro más indiscriminado aún que en el modelo anterior", denunció Moeckel. Precisamente ese carácter indiscriminado fue declarado "abusivo" por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en sus respectivas sentencias sobre esta polémica materia. En un fallo de 2010, ese mismo Tribunal Europeo estableció que no se podía cobrar indiscriminadamente a profesionales y empresarios, pero sí a los particulares, de ahí que el Gobierno de Mariano Rajoy haya decidido ahora que esa cuantía sea recaudada de los impuestos de todos.

Al determinarlo así el Ejecutivo del PP, sociedades como la SGAE recibirán el dinero del canon por copia privada de manera directa, y además, al ser a través de los Presupuestos Generales, no tendrán que batallar en los tribunales, como ha venido ocurriendo hasta ahora, ni exponerse a que los ciudadanos lo recurran y lo ganen gracias a las sentencias de los jueces, como también ha ocurrido no pocas veces hasta este momento.

Según lo acordado ayer, el Ministro iniciará en el primer trimestre de cada año el procedimiento para determinar la cuantía correspondiente al ejercicio anterior. De esta manera, se distribuirá entre las modalidades de reproducción afectadas por la copia privada: el audio, el vídeo y el libro. El reglamento indica que la cuantía será fijada y abonada a ejercicio vencido, al considerar la estimación del perjuicio causado por este concepto -el de las copias privadas- basándose en estadísticas.

Cuatro de las principales entidades de gestión de derechos de autor en España (SGAE, Agedi, Cedro y EIE), agrupadas en el Instituto Ibercrea, recordaron que este nuevo sistema impuesto por el Gobierno es "una anomalía en la Unión Europea, a excepción de Noruega". "Va en contra de la legislación europea", dijo el periodista Arcadi Espada, que dirige Ibercrea y además definió esta primera cuantía de la compensación como "humillante". "El sector cultural español, que mueve entre un 5 y 7% del PIB, va a pasar de recibir 115 millones de euros en el ejercicio anterior, a los 5 que el Gobierno va a destinar en un principio", señaló Espada, antes de denunciar que el Real Decreto aprobado es "una opción peligrosa, inmoral e injusta y va a colocar a la creación española en una situación muy difícil".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios