CINE

González Iñárritu y Javier Bardem, camino del Oscar

  • Se estrena 'Biutiful', con la que el actor madrileño ganó el premio al mejor actor en el Festival de Cannes y es firme candidato a su segunda estatuilla en febrero

Este largo puente se anima cinematográficamente hablando con el estreno hoy de la esperada película realizada por el tándem Alejandro González Iñárritu y Javier Bardem. Se trata de Biutiful, que viene avalada con el premio al mejor actor que consiguió en el Festival de Cannes nuestro compatriota, en un paso más de su impecable carrera internacional. Es un film que ha levantado expectación por varios motivos, algunos morbosos y otros más técnicos.

Efectivamente, es el primer film que rueda el mexicano González Iñarritu sin el concurso al guión de Guillermo Arriaga. Desde que Amores perros los lanzase a los dos en todo el mundo, habían trabajado juntos en varias ocasiones, formando un dúo que ha dado grandes éxitos. Arriaga impuso sus historias corales y deconstruidas en el tiempo, con filmes como 21 gramos y la intensa Babel, obra maestra de su estilo. Sin embargo, ambos talentos se pelearon tras este último título, en un problema de egos que el cine resolverá, a ver quien de los dos era el verdadero cerebro de esta gran trilogía.

Arriaga ya ha hecho sus armas por solitario escribiendo el guión de otro peliculón, Los tres entierros de Melquíades Estrada, a mayor gloria de Tommy Lee Jones, y debutando en la dirección con Lejos de la tierra quemada, donde se mantuvo fiel a sus historias y a sus complejas estructuras. Por su parte, González Iñárritu debe ahora demostrar en Biutiful que su poderoso estilo visual no debe nada a su antiguo guionista y amigo, con el que acabo como el rosario de la aurora.

Claro que para ello el cineasta mexicano ha contado con una gran baza para vencer suspicacias, como es la presencia de Javier Bardem al frente del reparto y como gran locomotora de la película. Ya dijimos que ganó como Mejor Actor en Cannes -aunque tuvo que compartir su premio ex - aequo con el italiano Elio Germano- y suena con fuerza para conseguir su segundo Oscar el próximo febrero. Lejos ya los tiempos en que se ganaba la vida haciendo de comparsa en los programas de Pepe Navarro (los caminos del cine, como los del Señor, son inescrutables), el madrileño se ha convertido en uno de los actores de referencia mundiales. Es capaz de pasar como secundario por un pastelazo como Come, reza, ama sin que le afecte a la vez que asombrar con el papel de Biutiful.

Él encabeza un reparto multinacional donde hay hueco para otros intérpretes nacionales como Eduard Fernández, Karra Elejalde o la gran Blanca Portillo. El filme se ha rodado en Barcelona, y González Iñárritu, tal vez para compensar la pérdida de Arriaga, ha optado por una historia lineal con un protagonista único, no en vano él es uno de los guionistas. El cineasta quiso ambientar Biutiful en Barcelona al descubrir en ella una gran diversidad étnica y cultural que casaba bien con sus intereses como director y con la idea que tenía en la cabeza. Esperemos que la trate mejor que Woody Allen en Vicky, Cristina, Barcelona.

La historia nos presenta a Uxbal, un hombre que vive en la Ciudad Condal dedicado a múltiples trapicheos, como la droga y la inmigración clandestina. Tiene problemas personales, ya que tiene una esposa alcoholizada y lucha para sacar adelante a sus dos hijos. Todo ello en una ciudad efervescente, llena de luces y de sombras donde intenta sobrevivir día a día.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios