'Del Greco a Picasso' recorre en el Rectorado cuatro siglos de arte

  • Con fondos de la Fundación Banco Santander, la UMA exhibe desde mañana y hasta el 30 noviembre una treintena de cuadros de Tintoretto, Zurbarán y Van Dyck, entre otros maestros· Rectorado : Avenida Cervantes, 2,. Del 16 al 30 de noviembre. De 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00.

Cuatro siglos de arte nunca vistos en Málaga. Con esta tarjeta de presentación la Universidad de Málaga y la Fundación Banco Santander inauguran mañana en el Rectorado la exposición Del Greco a Picasso. Se trata de la primera vez que llegan a la ciudad fondos de la Colección Santander y que reúne a maestros del pincel como El Greco, Tintoretto, Zurbarán, Van Dyck, Sorolla, y Picasso, entre otros.

Comisariada por José Manuel Cruz Valdovinos, la muestra selecciona 33 cuadros del millar que integran la colección, procedentes de las distintas entidades bancarias que se han ido fusionando hasta constituir la actual entidad.

Desde el siglo XVI hasta bien entrado el siglo XX, Del Greco al Picasso comienza su recorrido con tres obras del XVI: La predicación de san Juan Bautista, de Lucas Cranach, una de las pocas tablas de este autor que se custodian en España; Ecce Homo, de Luis de Morales, con fuerte realismo escénico; y Joven de veinticinco años con pelliza , atribuida a Tintoretto.

El periplo por cuatro siglos de creación finaliza con una de las obras de referencia de esta colección, el Busto de caballero III pintado por Picasso tras cumplir los 85 años , buena muestra del juego de asimetrías y colores propio del malagueño más cubista.

De comienzos del siglo XVII se presenta el Cristo agonizante de El Greco, una pieza que recoge conceptos del manierismo con la gama de colores fríos del genio cretense. De este mismo siglo se exhiben también un retrato que Van Dyck hizo de Don Diego de Mexía, marqués de Leganés ; El juicio de Salomón , tradicionalmente atribuido a Juan de la Corte; y la representación de la Virgen niña dormida de Zurbarán, seleccionada para anunciar esta exposición por su singular belleza.

A un coetáneo de Zurbarán, el benedictino fray Juan Ricci se le atribuye El mensajero, y de la misma época es San Vicente Ferrer predicando, pintada por Alonso Cano en Valencia. De Diego Polo se muestra San Juan Bautista; de Juan de Arellano un bodegón con flores y de Battista Manerius, la alegoría Los cinco sentidos. La representación del siglo XVII se cierra con dos impresionantes obras de autores andaluces: Imposición del nombre de Jesús, de Valdés Leal, y Presentación de la Virgen en el templo , de Juan de Sevilla.

Razones museográficas han impedido exhibir piezas del siglo XVIII, del que la Colección posee ejemplares importantes, no sólo de pintura sino también de escultura y cerámica. Del siglo XIX se muestran dos pinturas de Genaro Pérez Villaamil, del exterior de la catedral de Sevilla y de la procesión del Corpus Christi en su interior. A finales de siglo, Martín Rico y Ortega pintó la espectacular vista del Patio del palacio de los Dux de Venecia con las cúpulas de la basílica de San Marco asomando tras la arquitectura palaciega.

El siglo XX se abre con una serie de obras donde la mujer es la protagonista. De Ramón Casas se muestra un importante retrato de su hermana Montserrat. Cléo de Mérode, de Manuel Benedito es un claro ejemplo del final de la tendencia simbolista, a punto de desaparecer ante la llegada de las vanguardias históricas. Panneau, de Romero de Torres, muestra su característica combinación del historicismo y el realismo de las gitanas cordobesas. De los pinceles de Sorolla se exponen dos obras: el retrato de Agustín Otermín, discípulo del genial pintor preparando sus pigmentos, y Niños buscando mariscos , pieza de la última época del artista.

La Colección Santander reúne más de mil obras de pintura española desde finales de la Edad Media hasta hoy, con importante presencia de la pintura flamenca, holandesa, italiana y francesa de los siglos XVI y XVII.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios