Hancock, el superhéroe vicioso

  • Will Smith da vida a un hombre irresponsable y grotesco pero dotado de facultades extraordinarias

Esta semana aterriza en la cartelera de verano Hancock, un atípico superhéroe que tiene tantos vicios y defectos como superpoderes. Es el siempre supertaquillero Will Smith (actor fetiche en este comienzo de siglo para la ciencia-ficción) el encargado de protagonizar esta película en la que da vida a John Hancock un hombre solitario, andrajoso, egoísta, maleducado y con serios problemas de alcoholismo pero dotado de facultades extraordinarias, es indestructible, tiene una fuerza colosal e incluso puede volar.

Se trata de un ser, en suma, totalmente irresponsable y bastante sinvergüenza pero con superpoderes que, como buen superhéroe, lucha contra el crimen. Pero en sus arriesgadas misiones de rescate Hancock suele provocar más destrozos y catástrofes de las que consigue evitar, lo que le ha granjeado la enemistad de la mayor parte de los vecinos de la ciudad de Los Ángeles, quienes, lejos de verle como un salvador, se preguntan qué pecados han cometido para merecer un héroe así.

Pero todo cambia cuando un día salva la vida de Ray Embrey (Jason Bateman), un experto publicista que, para devolverle el favor, pondrá en marcha una brutal campaña de marketing para lavar la maltrecha imagen de Hancock y convertirle en un superhéroe popular y querido por todos. Y mientras se encuentra inmerso en esta campaña de autobombo para mejorar su reputación, el hasta entonces imperturbable y solitario héroe descubrirá su lado más vulnerable de la mano de una mujer, Mary (Charlize Theron), que se resiste a sus extraordinarios encantos. Ella encarnará su misión más difícil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios