Hollywood adolescente

  • El cine de los 80 es revisado en un libro por Sergio Guillén y Andrés Puente

La década de los ochenta no para de dar frutos. El último de ellos, 80 películas de los 80. Una lectura ácida, un libro de Sergio Guillén y Andrés Puente en el que han recopilado los filmes que han pasado a formar parte de las videotecas de los cinéfilos más freaks, desde Blade Runner o La historia interminable hasta La pequeña tienda de los horrores.

Los cardados, los colores chillones y las chupas de cuero nunca se volverán a llevar con tanto estilo como en El club de los cinco, Arma letal o Rebeldes. Tal vez porque para algunos "la era de plástico" fue bastante hortera y por mucho que el revival esté de moda las hombreras no volverán a formar parte de su fondo de armario.

Pero eso no impide que el espectador regrese a la infancia viendo de nuevo los Goonies, Cariño, he encogido a los niños o Indiana Jones y la última cruzada. Incluso que vuelva pasar miedo con Pesadilla en Elm Street y Freddy Krueger, que ha sido protagonista de más de una noche de insomnio en la vida real y que volverá a aterrorizar a quien lea este libro.

¿Y quién no recuerda esos primitivos efectos especiales de Los Cazafantasmas? ¿O a los entrañables C3PO y R2D2 de La guerra de las Galaxias? La fiebre por la ciencia ficción comenzaba entonces y continuaba imparable con filmes como Encuentros en la tercera fase, Aliens, el regreso y Brazil.

El apogeo de las drogas, el sexo y la violencia también tuvieron su reflejo en el cine, explican los autores en el libro. Los jóvenes comenzaban a llenar las salas y los productores no dudaron en sacar al mercado películas que satisfacían la morbosa curiosidad de los adolescentes como Nueve semanas y media, Scarface o Atracción fatal.

Pero sin duda, las verdaderas protagonistas de la década fueron las películas de terror. Viernes 13, El Resplandor o El muñeco diabólico hicieron a más de uno pegar un salto en la butaca y han sobrevivido al tiempo por encima del boom de las películas de miedo que aterrizaron en el celuloide años después.

De este modo, en 80 películas de los 80, Sergio Guillén y Andrés Puente recogen los títulos más emblemáticos de la época, haciendo una revisión ácida de las películas que probablemente provoquen en muchos una sonrisa de ingenuidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios