Indiana Jones, Maradona y el Che

  • El Festival de Cannes, que comienza el miércoles, presenta un notable acento latinoamericano · Eastwood, Wenders y Egoyan compiten por la Palma de Oro

En los más de 60 años de historia del Festival de Cannes, el prestigioso certamen de cine sólo apagó los proyectores en una única ocasión: en Mayo del 68. Ahora, cuando se cumplen 40 años de aquellas protestas, un icono de la época, el Che Guevara, regresa a la primera línea del certamen francés, que arranca el miércoles.

Nada menos que una monumental obra de cuatro horas homenajea al guerrillero argentino que llevará el rostro del puertorriqueño Benicio del Toro dirigido por Steven Soderbergh. Este año el Che se dará la mano con otro tipo de aventurero, Indiana Jones. Steven Spielberg ha desempolvado el baúl de los recuerdos y ha vuelto a dar lustre al arqueólogo que más beneficios ha generado y artífice de una de las primeras sagas cinematográficas. Indiana Jones and The Kingdom of the Crystal Skull vive su estreno mundial en el 18 de mayo. También fuera de concurso, el serbio Emir Kusturica rendirá homenaje a una de las glorias del fútbol con Maradona by Kusturica.

La 61 edición de Cannes tiene un destacado acento latinoamericano en el que la producción argentina es la indiscutible reina con dos películas a concurso y otras siete repartidas en diversas secciones. El brasileño Fernando Meirelles ha sido seleccionado para inaugurar el certamen con su cuarta película Blindness, un metraje basado en la novela de José Saramago (Ensayo sobre la ceguera), y que cuenta con Julianne Moore, Mark Ruffalo y Gael García Bernal en el reparto.

La sección competitiva está plagada de nombres prometedores como el de Clint Eastwood, que enfunda a John Malkovich en una sotana y convierte a Angelina Jolie en madre coraje en el thriller de época Changeling.

Aunque en menor medida que en anteriores ediciones, Cannes tomará el pulso al cine independiente estadounidense con James Gray, que ha rodado un drama romántico con Joaquin Phoenix y Gwyneth Paltrow, en Two Lovers, y el adorado guionista Charlie Kaufman, quien ha decidido finalmente ser él el que manda sobre sus historias y debuta como director en Synecdoche, New York.

Ganadores de la Palma de Oro como los belgas Jean Pierre y Luc Dardenne y Wim Wenders regresan a la competición, los primeros con Le silence de Lorna, mientras que el segundo lo hace con Palermo Shooting, una producción que marca el regreso a su Alemania natal. El canadiense Atom Egoyan mostrará otro drama, Adoration, mientras que la imprescindible cuota de cine francés estará representada por Arnaud Desplechin, que reúne a Catherine Deneuve y su hija Ciara Mastroianni en Un conte de Nol.

Pero fuera de concurso también hay propuestas apetecibles como el último trabajo de Woody Allen, que lleva a la costa Azul la primera película que ha rodado en España: Vicky Cristina Barcelona, la cinta que protagoniza su última musa, Scarlett Johansson, escudada por los actores españoles de más éxito en Hollywood, Penélope Cruz y Javier Bardem. La cita con el séptimo arte comienza en dos días.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios