Irreductibles galos

Comedia, Fra-Ita-Esp-Hun, 2012, 109 min. Dirección: Laurent Tirard. Intérpretes: Gérard Depardieu, Edouard Baer, Fabrice Luchini, Catherine Deneuve.

El azar ha querido que viéramos el tráiler de El Hobbit justo antes de esta nueva entrega de las aventuras de Astérix y Obélix, quintaesencia del modelo Torrente de nuestros vecinos del Norte entregado a la caricatura y el exceso y a un reparto all stars que no conoce de generaciones, escuelas y tradiciones para poner a todo el mundo a hacer el payaso a costa de los irreductibles galos, los refinados bretones, los salvajes normandos y otras etnias imposibles del planeta Coscinny-Uderzo.

Pues bien, poca distancia nos ha parecido detectar entre el tono paródico que parece tomar ahora la saga de Tolkien-Jackson y la locura desatada de esta nueva misión gala para salvar a reina de Bretaña de los envites de una Roma de salones de cartón piedra y colores recién estrenados, mímesis que no apunta nada bueno para el estreno de las Navidades y que dice mucho más de lo esperado a favor de esta comedia de brocha gruesa, guiños locales y slapstick digital que satiriza los estereotipos culturales europeos con tanta ausencia de delicadeza como entrega incondicional al delirio iconoclasta propio de los dibujos animados clásicos.

Por otro lado, y sin que sirva de precedente, el doblaje español en modo libre, liderado por un Carlos Latre polivalente, hace un enorme e inopinado favor a una caricaturización del personal por la que desfilan, entre otros, Depardieu, Deneuve, Lucchini, Rochefort, Bom, Jugnot, Lanners o Lemercier, todos ellos en un tono muy lúdico y poco escrupuloso del que ya podían aprender nuestros refinados y metódicos actores españoles, siempre tan en su sitio.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios