El realismo de Isabel Quintanilla y Francisco López llega a Benalmádena

  • El Centro de Exposiciones del municipio acoge a partir del próximo día 9 una muestra conjunta dedicada a los dos maestros de lo cotidiano como gran propuesta para el verano

Tras la exitosa exposición del fotógrafo y naturalista Héctor Garrido Fotospectiva, el Centro de Exposiciones de Benalmádena inaugura el próximo día 9 de julio una muestra que recorre la trayectoria artística de Isabel Quintanilla y Francisco López. Esta gran exposición, que estará compuesta por casi un centenar de piezas, pretende realizar un repaso por la obra de estos dos autores que han dedicado sus más de cuarenta años de carrera a intentar reflejar aspectos de la vida cotidiana a través de métodos tan dispares como los relieves, esculturas, óleos y acuarelas. Una exposición polifacética que quiere llegar a ser la gran apuesta del Centro de Exposiciones de Benalmádena ante la llegada masiva de turistas y visitantes en verano, y cuyo objetivo es consolidar este centro como uno de los más visitados de toda la Costa del Sol.

Pero la vinculación entre los dos artistas va mucho más allá de los aspectos cotidianos que muestran, ya que ambos pertenecen a la Escuela Realista de Madrid y en los años setenta fueron dos de los protagonistas indiscutibles del panorama artístico de la época. No obstante, su complejo estilo, y sobre todo polifacético, está también muy alejado de los estereotipos realistas de la época puesto que lo que ellos pretenden es causar una total impresión de cotidianidad en el público.

La obra de Isabel Quintanilla se centra en la pintura y en la recreación de su entorno familiar, aunque también ha prestado para la muestra obras que recrean paisajes marítimos, todo ello tratados a través de un gran manejo de la luz. Por el contrario, Francisco López opta por la escultura y es capaz de captar al detalle una escena cotidiana, y además en muchas ocasiones este artista busca sus modelos entre su entorno familiar y su círculo de amigos. Igualmente, la futura muestra recogerá los bocetos de sus diversas obras en un intento de dar una imagen más global del proceso creativo de López. Según la comisaria de la exposición, Marisa Oropesa, lo que se persigue es acercar al público andaluz "el sentir de una generación que no siguió las tendencias artísticas de la época, y que aún hoy en día siguen rompiendo moldes al seguir creando obras realistas".

Ahora, estos dos artistas, que se admiran e influyen mutuamente, reúnen sus obras en Benalmádena para sorprender a los visitantes, y sobre todo mostrar que el aspecto más habitual de la vida puede convertirse en una auténtica obra de arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios