La JOBA evoca la Europa del XVII

  • La Joven Orquesta Barroca de Andalucía ofrece hoy en la Sala María Cristina un recital bajo la batuta de Barry Sargent con obras específicas para conjunto de cuerdas que aprovechan el desarrollo del violín en esa época

Durante siglos, la música instrumental permaneció a la sombra de las expresiones vocales, horizonte creativo preferido por los compositores. La llegada del Clasicismo, bien adentrado el siglo XVIII, dignifica por fin aquélla. Pero el camino hasta aquí había comenzado antes, mucho antes, ya en el XVI, con la paulatina diferenciación del lenguaje instrumental del vocal.

La segunda mitad de la siguiente centuria resulta primordial en la reivindicación tanto de los instrumentistas como profesionales cualificados como de la singularidad y valía artísticas de las piezas para ellos concebidas. En este nuevo contexto, aparece un interesante corpus de obras específicas para conjunto de cuerdas que además aprovechan el reciente desarrollo técnico y expresivo del violín. Con el propósito de reivindicar ese fértil periodo la Joven Orquesta Barroca de Andalucía (JOBA) ofrece un recital esta noche en la Sala María Cristina bajo el lema La Europa del siglo XVII.

Como director musical estará Barry Sargent, al violín Valentín Sánchez, Israel Fausto (al violonchelo). Alejandro Garrido (a la viola) e Ignasi Jorda (en la clave). Como artista invitado la formación contará con Juan Carlos Rivera en la Guitarra barroca y tiorba. La primera parada del concierto tiene como destino Alemania, donde trabaja Johann Pachelbel, uno de los compositores y organistas más admirados de su tiempo. Su prestigio favoreció que su música de cámara, no muy numerosa ni tan virtuosística como la organística, fuera muy interpretada. Su popular Canon para tres violines y bajo continuo en re mayor (ca. 1680), a la par que un indudable y cálido lirismo, marca del compositor, pone en juego recursos constructivos contrapuntísticos largamente utilizados en la música vocal.

Sin salir del territorio germanoparlante, pero viajando algo más al sur, la JOBA rescata una singular propuesta, la Battalia à 10 del virtuoso violinista e insigne compositor Heinrich Ignaz Franz von Biber. Y en París, y con motivo de la celebración de los esponsales entre el Delfín y Marie-Anne-Christine-Victoire de Bavaria, se estrenó el ballet Le triomphe de l'amour (1681) de Jean-Baptiste Lully , entonces en el pináculo de su fama. La selección de esta noche incluye la obertura francesa, según el modelo que popularizó Lully, minuets (una de las danzas con mayor presencia en el catálogo del compositor), entrées (presentaciones caracterizadoras de los distintos personajes) y airs (con ocasional influencia del lenguaje vocal de la ópera coetánea).

De Henry Purcell la orquesta interpreta Abdelazar o La venganza del moro, que como suite y arreglada para instrumentos de cuerda a cuatro partes, aparece en una colección póstuma destinada al dinámico mercado del consumo doméstico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios