Cuando Jackson no daba miedo

  • 'Thriller' (1982) regresa a las tiendas con una edición de aniversario editada en formato de lujo

"Michael Jackson se enfrenta al embargo y posterior subasta pública de su rancho Neverland, con parque de atracciones incluido, si no paga antes del próximo 19 de marzo 16,4 millones de euros", vomitaron estos días los teletipos. Al mismo tiempo, Sony lanzaba un comunicado para informar del millón de copias despachadas de esta nueva edición de Thriller (1982), el álbum que tiene la fama de ser el más vendido de todos los tiempos -más de cien millones de unidades lo avalan-. Tiempos extraños para un hombre extraño.

Un cuarto de siglo después de su lanzamiento, el brillo de Thriller ya no deslumbra pero sí sorprende. Sólo Amy Winehouse y su Back to black, con sus adicciones y sus Grammys, superan esta semana en la lista de ventas española a Jackson, con sus abusos y su glorioso pasado -en su segunda semana a la venta se mantiene en el segundo puesto de Promusicae-. Así es la magia de Beat it o Billie Jean.

Quincy Jones hizo un buen trabajo con estas nueve canciones, todas ellas éxitos en las listas -bueno, siete de ellas llegaron al top ten estadounidense-, aunque quizá sean sólo cinco las realmente grandes. En esta versión de lujo, hortera e innecesaria, cuyos añadidos no aportan nada a este hito cultural se puede comprobar que poco más se podía añadir -aunque si los miembros de Toto y Macca no pudieron hacerle daño tampoco estos extras lo logran-.

Thriller fue algo más que un reflejo de su tiempo, en realidad surgió de una burbuja de ensueño y fue el propio disco quien influyó en la realidad. Pero todos sabemos que Off the wall (1979) es mejor disco, el bueno de verdad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios