Jarrillo' Lata, más fuertes que nunca

La música es espectáculo y sentimiento, y si hay alguien que combine mejor esas dos facetas son Jarrillo' Lata. El conjunto malagueño lleva ya demasiados años en la palestra como para que alguna de sus canciones no se haya colado en el oído del gran público. Siempre están ahí, acechando detrás de cualquier telón para "mover las patas" y hacer que el público las mueva con ellos. Los Calambres del Hambre es su último trabajo de estudio, y en él se puede apreciar una fusión ecléctica de sonidos, pero en la que nunca se pierde el norte. Una música que habla flamenco, pero que dice muchas cosas más. La mezcla está tan compensada, que a veces no suena a mezcla. Reggae, rock andaluz, ska, rumba y funk se funden. En ocasiones se hacen imposibles de identificar debido a la sencilla pero a la vez complicada unión de los mismos.

Testigo de ello fueron los alrededor de 50 'jarrilleros' que acudieron al Forum Fnac para ver la presentación del disco en acústico y poder compartir un rato con los integrantes de la banda mientras que firmaban discos.

Agustín Sánchez, guitarrista solista de la banda, al que algunas veces también le gusta agarrar el micro -coros y voz principal en varias canciones- se tomó unos minutos para tratar de definir este último proyecto. Según Agustín, Los Calambres del Hambre hablan "de las ganas de hacer cosas, de los impulsos por cumplir sueños, pero también de la necesidad y de las dificultades de la vida. El nombre explica todos estos años de crisis, pero a su vez tiene un significado romántico. El hambre son las ganas de alcanzar metas". La letra es también un elemento importante en los discos del conjunto. Siempre han abogado por contar historias y transmitir mensajes. En el disco hay "canciones con temas existencialistas como No me Canta Nadie, que habla de cómo se siente un músico, y también hablamos del amor, por ejemplo en Querer y que te Quieran a la Vez".

Las colaboraciones suponen uno de los platos fuertes del disco, "artistas de lujo y de la tierra que han querido participar". Uno de los casos más sonados es el de Agustín Carrillo, saxofonista y flautista de Tabletom y Vicente Amigo, entre otros, que "podríamos decir que ya es miembro del grupo, prácticamente". A él se suman Rocío López, "la voz femenina del grupo, que ha salido en los tres discos" y Viva Garal, la rapera que colabora en el single No me Canta Nadie.

Cuando el guitarrista trata de escoger una única canción para identificar el sonido Jarrillo' Lata, la respuesta es sencilla: "Es imposible elegir solo una. Somos muy eclécticos, mezclamos muchos estilos, aunque buscamos siempre el sonido 'malaguita'... pero definirnos con una sola canción...".

Durante el concierto, de algo menos de una hora de actuación, interpretaron algunos de los cortes que se encuentran en el trabajo. Aprovecharon la ocasión para saludar a familiares y amigos y para introducir la temática del disco, 'traducir' algunos de los mensajes más esquivos, y sobre todo para animar a la gente que pasó por allí y se encontró con una fiesta de categoría.

Si faltaran los motivos para escuchar el disco: "Creemos que es el mejor disco que hemos hecho, en cuanto a sonido, a calidad musical y por las canciones. Tenemos una gran inquietud por ser buenos músicos, es nuestra principal virtud".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios