Jaume Sisa lleva hoy su singularidad al ciclo 'Poesía del rock' de Málaga

  • Icono de la contracultura 'underground' catalana, el cantautor acude a la primera charla de las jornadas organizadas por el Instituto Municipal del Libro · Esta cuarta edición gira en torno a 'Eros y Tánatos'

Comentarios 1

La música puede ser un contenedor de literatura. En 1989 la revista malagueña de poesía, arte y pensamiento Litoral lo demostró con un monográfico dedicado a la Poesía del rock. Fruto de aquel encuentro surgió un ciclo homónimo de la mano del Instituto Municipal del Libro (IML). Coordinado por la escritora y periodista Silvia Grijalba llega ahora a su cuarta edición bajo el lema Eros y Tánatos en el rock'n roll. A partir de hoy y durante tres días, músicos y expertos en el tema compartirán sus experiencias en torno a una idea: "Cómo la muerte, el miedo y el sexo han estado siempre presentes en la cultura y en el rock", explicó ayer Grijalba.

Para inaugurar hoy esta parada en Eros y Tánatos el IML ha elegido la singular figura de Jaume Sisa. Autodenominado cantautor galáctico, fue icono de la cultura underground catalana y musicalmente deudor de Dylan y Renato Carosone a la vez. Creó un sonido original del que beberían muchas generaciones posteriores, tanto del pop rock como de la canción. A mediados de los 80, harto de sí mismo, Sisa reaparece como Ricardo Solfa, un cantante de boleros que vive en Madrid y no habla catalán. En los 90, harto también de Solfa, se presenta como El Viajante, un mago de la farándula capaz de adoptar todas sus personalidades pasadas y las que queda por venir. El pasado año Sisa editó un disco con Joan Miquel Oliver, de Antònia Font."Hay una nueva generación de músicos que está recuperando sus letras", apuntó la coordinadora del ciclo, que esta tarde hará de entrevistadora del cantautor.

A la mesa redonda de mañana sobre Tánatos (la muerte, el miedo más profundo) acudirá la escritora, crítica literaria y filóloga, Alicia Mariño, gran experta en literatura el contrapunto a la visión del también escritor y crítico cinematográfico, Jesús Palacios, estudioso de los estilos musicales que tienen a la muerte como fuente de inspiración. La experiencia literaria, como creadora, llegará de la mano de Irene Gracia, autora de libros como El coleccionista de almas perdidas, donde se respira el aire de los grandes clásicos de la novela gótica y de terror. "En sus libros habla de autómatas y otros seres que recuerda al Frankestein de Mary Shelley y cómo en el siglo XXI se puede hablar de temas que se remontan al siglo XVII", recordó Grijalba.

El viernes clausura esta nueva edición de Poesía del rock la palabra de Silvia Superstar, ex vocalista de Killer Barbies, "uno de los grandes puntales del punk" -sostuvo Grijalba- y que ahora inicia su carrera en solitario. "Es una de las autoras que mejor ha sabido reflejar el sexo desde el punto de vista de la seducción en el rock", añadió. A su lado, dos periodistas y escritores la acompañarán para analizar esa conexión entre los textos y las actitudes del rock y el erotismo. Se trata de Darío Vico, redactor jefe de la revista Rolling Stones en España, y del músico, escritor y periodista Luis Boullosa.

El director del Instituto Municipal del Libro adelantó que el próximo año se editará una antología que recoja las aportaciones de las los cerca de 60 especialistas que han pasado por Poesía del rock.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios