Javier Bardem encarna a un filonazi en 'Alacrán enamorado', de Zannou

Después de encarnar al malo más retorcido de la saga Bond, Javier Bardem vuelve al cine español de la mano del director madrileño Santiago Zannou para dar vida a un fascista de nombre Solís, un bicho que creó su hermano Carlos en su novela Alacrán enamorado, y que ahora se estrena convertida en película. "Me he fijado en algunas personas para componer el tono y el físico de Solís",explicó ayer Javier Bardem en una rueda de prensa celebrada en Madrid junto al equipo del rodaje, capitaneado por el director y acompañado por el productor, y amigo de los Bardem, Alvaro Longoria, con quien Javier hizo recientemente el premiado documental Hijos de las nubes. La película, que llegará el próximo viernes a las pantallas españolas, está basada en la novela homónima de Carlos Bardem, con guión escrito entre Bardem y el propio Zannou.

"Queríamos hacer una persona que se moviese a diferentes niveles: uno, más impulsivo, tocando la fibra y el estómago de a los que se dirige; y otro más intelectual, casi diplomático, como si fuese un abogado, con una cierta calidad política futura. Fue un compendio de muchas cosas para llegar a ser Solís", aunque añade el pequeño de los Bardem que "ya estaba bien claro en el guion quién era". Y Solís es un hombre muy violento, un filonazi que resume "todos los referentes del racismo y fascismo que conozco, desde (Jean Marie) Le Pen, a las palizas que reciben los inmigrantes en los autobuses de Grecia", explica el director, Zannou, un mestizo hijo de padre africano al que, por cierto, dedicó su segundo trabajo, el documental La puerta de no retorno.

La película cuenta la historia de Julián (Alex González), un chico de barrio que junto con su mejor amigo, Luis (Miguel Angel Silvestre), integra un grupo de violentos neonazis liderado por Solís.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios