El drama letal de 'Jenufa' irrumpe en la temporada lírica del Cervantes

  • La obra maestra de Leos Janácek llega los días 8 y 10 de mayo al coliseo municipal bajo la producción del Teatro Nacional de Moravia-Silesia · La ópera se estrenó hace 105 años en su versión alemana

Comentarios 1

En una aldea de Moravia, a finales del siglo XIX un intenso drama familiar se gestaba con la lírica como forma de expresión. Jenufa, la obra maestra del compositor moravo Leoš Janácek daba nombre así a toda un drama letal sobre incestos e infanticidio que se estrenó el 21 de enero de 1904 en Brno (Moravia) y en España el 14 de enero de 1965 en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona. Este fin de semana (días 8 y 10) llega a Málaga dentro de la vigésimo temporada lírica del Teatro Cervantes.

Esta ópera en tres actos inspirada en la obra Její pastorkyna (La hija adoptiva) de Gabriela Preissová es una producción del Teatro Nacional de Moravia-Silesia de Ostrava y tiene en sus papeles centrales a la soprano ucraniana Elena Prokina (rol de Jenufa) y la mezzosoprano polaca Agnes Zwierko (Kostelnicka).

"Como todas sus óperas, Janácek escribió Jenufa con su propia sangre", comentó ayer durante la presentación del recital el director de escena, Michael Tarant. Su compositor trabajó durante diez años en esta ópera (en una época dura, en la que murió su hija) que sentó las bases de su innovador y original estilo musical, en el que profundizó en las posibilidades fonéticas del lenguaje checo utilizando además recursos armónicos sorprendentes y ritmos irregulares y asimétricos. "Sus caracteres hacen que sea complicado cantarlos", añadió Tarant.

Jenufa es también el crudo retrato de un drama rural, descripción psicológica de unos personajes antihéroes y, a su vez, una crítica a una sociedad invadida por los prejuicios morales y religiosos.

El tenor Michael Hendrick recordó ayer las cinco ocasiones en que ha podido interpretar esta ópera "pero nunca con una producción tan interesante como ésta", acuñó. "Puede tocar el corazón exactamente tal y como el compositor lo quería contar. Cada persona puede encontrar algo de su propia vida y de su propia experiencia y esta obra puede cambiarle la vida", sostuvo. Rememoró además como una las funciones se tuvieron que suspender en nueva Orleans al coincidir con la tragedia del huracán Katrina. "Se veían los cadáveres por las calles y en la ópera se escenifica la muerte de un niño", expresó el tenor.

Por su parte la soprano Elena Prokina invitó al público a disfrutar de esta obra en la que interpreta un papel (el de Jenufa), "que significa esperanza y amor", sostuvo.

Apoyada en el foso por la Orquesta Filarmónica de Málaga y en escena por el Coro de Ópera de Málaga, la Temporada Lírica del Cervantes comenzó (27 de febrero y 1 de marzo) con la versión operística de Marina, de Emilio Arrieta. Tras Jenufa cierra el ciclo ya en junio (26 y 28), La flauta mágica de Mozart, bajo la dirección musical de Lorenzo Ramos, producida por el Teatro Villamarta de Jerez y Ofelia Sala como Pamina y José Luis Sola como Tamino.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios