A la Jerusalén de Occidente

  • La Fundación La Caixa presenta en la Plaza de la Marina la exposición 'Europa fue camino. La peregrinación a Santiago'

Comentarios 0

Ya dijo Goethe que Europa "se hizo andando". Desde el siglo IX, cuando en Occidente el Imperio Romano había pasado a formar parte del mito, el Camino de Santiago apareció como eje vertebrador de una Europa que encontró su nueva razón y unidad en el cristianismo. Como una nueva Jerusalén del fin del mundo, el enclave gallego se convirtió en meta para millones de peregrinos de todo el continente y convirtió a la Península Ibérica en un cruce de senderos y culturas. La historia del Camino de Santiago en la Alta Edad Media (entre los siglos IX y XIII), su constitución, su proyección e influencia son los protagonistas de la exposición Europa fue camino. La peregrinación a Santiago en la Edad Media, organizada por la Fundación La Caixa e instalada en la habitual carpa de la Plaza de la Marina, donde podrá verse hasta el 2 de marzo.

Tal y como explicó ayer el secretario general de la Fundación La Caixa, Luis Reverter, el Camino de Santiago "significó una de las operaciones culturales más importantes de la Historia, porque hizo posible, después de siglos de desencuentro, la creación de una zona común para la orientalización que propició el islam en al-Ándalus y el cristianismo que empezó a cobrar fuerza no sólo como fenómeno religioso, también político, social y económico". La muestra, comisariada por el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Santiago de Compostela Juan Manuel Monterroso Montero, recorre con precisión y efectividad pedagógica, a través de seis secciones distintas, los entresijos que convirtieron el Camino en una realidad destinada a continuar viva en el siglo XXI.

El primer apartado reúne reproducciones de los mapas más importantes de la época, como el mapamundi de los Comentarios del Apocalipsis del Beato de Liébana. Mediante estas piezas, el visitante puede hacerse una idea de la concepción del mundo medieval tras la fragmentación del Imperio Romano y de la aparición del homo viator: el Paraíso se convirtió en quimera para miles de viajeros y aventureros que, inspirados por personajes míticos como el Preste Juan, atravesaron territorios y mares ignotos, plagados de monstruos según las leyendas, con tal de recuperar la gloria. Es este marco de apertura exterior hacia lo desconocido (que culminaría con el descubrimiento de América en 1492, verdadero antes y después para el Camino de Santiago) en el que debe entenderse el nacimiento de esta vía de peregrinación. La segunda sección se ocupa, precisamente, de la tradición que narra la llegada de los restos de Santiago Apóstol a tierras gallegas después de haber sido decapitado en la Judea, a la que había regresado tras predicar en tierras hispanas; y de la inventio, o descubrimiento del sepulcro por el eremita Pelayo y el obispo de Iria Flavia Teodomiro.

El tercer apartado repasa las personas y acontecimientos que resultaron definitivos para la consolidación del Camino como estandarte de los territorios reconquistados. Desde Alfonso II hasta los Reyes Católicos, fueron muchos los monarcas, nobles y religiosos que defendieron y ampliaron el trazado hasta su gran esplendor y fomentaron la devoción a Santiago Apóstol. La sección Un camino de vida reproduce los poblamientos, mercados y episodios culturales (representados a través de instrumentos musicales y herramientas vinculadas a otras artes) que florecieron en las lindes del Camino, a la manera de una industria nacida para satisfacer las necesidades de los peregrinos. Tras un recorrido por las infraestructuras medievales que se construyeron para facilitar el tránsito y los accesos, junto a hospitales y posadas, la exposición concluye con una reproducción virtual de la Catedral románica de Santiago.

La exposición se inauguró precisamente en la ciudad compostelana, a donde regresará en el Año Santo de 2010. En Málaga, la organización espera superar las 60.000 visitas, cifra habitual en estas muestras. Se hace camino al andar.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios