Jesús García recoge en un libro la relación entre el vino y los alimentos

  • El escritor malagueño ha publicado 'Maridaje, enología y cata de vinos', en el que realiza un acercamiento global al cultivo, la recolecta y el consumo de esta bebida

Una buena comida siempre debe de ir acompañada de un buen vino. Pero, ¿qué vino escoger? Esta es la pregunta que responde el escritor malagueño Jesús García Gallego en su libro Maridaje, enología y cata de vinos (Innovación y Cualificación Ediciones). "A lo largo de 400 páginas he recogido una extensa catalogación de vinos, de denominaciones de origen, la tipología de uvas, la elaboración del vino, todo lo que es la cata, vocabulario y luego, el tema estrella y novedoso que es el maridaje, que significa la relación del vino con un determinado alimento", afirmó el autor, Jesús García.

El libro está dividido en tres partes. La primera supone un acercamiento completo a la enología y cata de vinos. "El catador no nace, sino que se hace. Se aprende a catar catando, a través de una buena disciplina. Es un proceso continuo de trabajo en el que hay que analizar todo lo que se siente cada vez. Para ser un buen catador es muy importante saber describir lo que se siente con una jerga entendible, sin utilizar palabras excéntricas". Con estas palabras Jesús García define a un buen catador de vino.

En la segunda parte del libro, el autor desarrolla los principios del maridaje entre vinos y platos y, en ella, se explican razonadamente las complejas relaciones que motivan la elección de determinados vinos para acompañar a unos platos concretos y viceversa. Pero existe una regla genérica: "Ante la sencillez de un plato de pescado (a la plancha o fritos) se recomienda un vino blanco sencillo. Mientras más complejo sea la elaboración del plato, más complejo será el vino blanco que debe acompañarlo. Con la carne pasa algo parecido, pero en esta ocasión, lo cambiamos por el vino tinto", afirmó el escritor y gastrónomo.

Por último, en la tercera parte, eminentemente práctica, se explican y describen, a partir de una serie de menús concretos y completos, los fundamentos de las relaciones sensoriales que se establecen entre los diferentes platos y vinos a lo largo de una comida. En este punto el hombre y el vino tienen una estrecha relación. "El vino se puede comparar con la edad del hombre. El vino joven es aquel que tiene las mismas características que un joven: brillante, fuerza en el sabor, frescura, acidez. Todas estas sensaciones son las de la juventud. Sin embargo, un vino de reserva no puede tener esas características. Debe evolucionar hasta la madurez y perder todos esos atributos jóvenes y transmitir sensaciones más complejas".

Jesús García afirma ningún vino es malo. "Todos los vinos se salvan. Detrás del vino más sencillo hay un trabajo muy importante", resaltó el profesor de Filología Española quien añadió que el vino español puede competir en el mercado con el francés ya que pese a tener unos 40 años de existencia, durante este periodo ha conseguido avanzar, respecto a técnicas y cultivos, como si existiese desde hace 300 años, edad del vino francés.

Maridaje, enología y cata de vinos se suma a la amplia colección de libros y artículos que ha publicado Jesús García. "Como filólogo he escrito una extensa lista de ensayos y crítica literaria sobre arte y pintura. Sobre todo he escrito mucho sobre la Generación del 27 y la literatura contemporánea. También he publicado dos libros de poesía".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios