Jesús Vandalia canta a la Málaga soñada en 'Baños del Carmen'

  • El cantautor presentará su segundo disco, recién publicado, en el Teatro Echegaray, el próximo 14 de julio, dentro del Terral · Lito y Coki Giménez participan en el álbum

Por su aire a lo George Brassens, la fecha del 14 de julio le viene que ni pintada a Jesús Vandalia (sobrenombre artístico de Jesús Martínez, a quien tanto le gustó la banda que consiguió reclutar hace ya algunos años que decidió rebautizarse con su lema) para presentar su segundo disco, Baños del Carmen, en el Teatro Echegaray, dentro del Terral. Convertido ya por derecho en clásico, y después de algunos lustros de oficio en una división discreta (¿recuerda alguien Al Sur?) de la que saltó hace cuatro años con su primer disco, A ti van mis horas, Martínez / Vandalia se recrea y se divierte en un disco de producción muy ambiciosa, con colaboraciones destacadas y en la que canta a una Málaga "más soñada que real, imaginada, pero no por ello menos vivida". El mismo título del disco, correspondiente a una de sus canciones más hermosas, es la declaración de amor a su ciudad a cargo de este malagueño nacido en Coria (Cáceres) en 1960, profesor de instituto y merecedor de una atención cada vez mayor por parte de una ingente legión de fieles seguidores.

Baños del Carmen sorprende por su sonido, rematado con una perfección digna de elogio. Martínez apunta unas cuantas claves al respecto: "En los últimos años he trabajado siempre con muchos músicos, y eso te confiere un pulso especial a la hora de componer. Cuanto te sientas a crear una canción piensas en muchas más cosas, en muchos detalles. La contribución del técnico de sonido, Sergio Cascales, ha sido decisiva; pasó dos años en México, trabajando con técnicos estadounidenses, y ha invertido todo lo aprendido en este trabajo. Y no menos importante fue la masterización en PKO Estudios, en Madrid". La cantidad de músicos es ciertamente importante (Martínez suele actuar en directo acompañado por diez instrumentistas, la misma formación con la que regresará al Echegaray después de un primer y exitoso concierto el año pasado), con invitados de lujo como el guitarrista José Fernández Lito y el batería también malagueño Coki Giménez, habitual de Amaral en los últimos años. "Lo bueno de ir por libre y no tener nada que perder es que puedes elegir a tus músicos a dedo. Yo he tenido la suerte de que he dado con unos profesionales de gran generosidad". Martínez, eso sí, tiene unas palabras especiales para Daniel Lozano, pianista y autor de los arreglos: "Él es el principal responsable de este disco".

Baños del Carmen cuenta con otra colaboración muy especial: la del veterano del verdial malagueño Paco Maroto, que pone su voz y su violín en un remate en el que también actúa su nieto, Jesús Corpas, de sólo 5 años, al pandero. "Tras esas notas / vuelan gaviotas / a dulces costas / de juventud": Málaga tiene así un nuevo homenaje, mecido y entonado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios