Jorge Pardo edita en enero 'Huellas', un disco doble de jazz con colaboraciones

  • El saxofonista se rodea de "colegas" de gran renombre y otros "absolutamente desconocidos"

El saxofonista Jorge Pardo avanzó que en su próximo trabajo Huellas, un disco doble de jazz que saldrá a la venta en enero, ha contado con la colaboración de "colegas" de gran renombre y otros absolutamente desconocidos, pero con mucho talento. Pardo (Madrid, 1956) ofreció esta semana en Logroño el primer concierto en solitario de su carrera profesional, A solo, en el que no faltaron interpretaciones con flauta travesera de los palos flamencos, piezas clásicas de Falla y Ravel y otras esenciales del repertorio del jazz. Con este recital, el músico madrileño clausuró Inaudito, el ciclo de conciertos celebrados en el Cubo del Revellín, un baluarte defensivo construido en el siglo XVI .

En Huellas también han participado músicos jóvenes de la "nueva hornada, gente de aquí y de otros sitios", que interpretan las composiciones de Pardo. El músico está recién llegado de Nueva York, donde acaba de tocar con Chick Corea en el "mítico" club de jazz Blue Note, además de haber actuado en Boston y después en Madrid, con sus "colegas" Carlos Benavent y Tino DiGeraldo.

Considerado uno de los referentes de la fusión flamenco-jazz, aunque detesta las "etiquetas", puede presumir de haber trabajado con "los más grandes" del género, como Paco de Lucía, Camarón de la Isla y Enrique Morente.

Por "casualidades de la vida", reconoce que se ha convertido en uno de los primeros instrumentistas, no de guitarra, que se ha vinculado al mundo del flamenco, pero cree que la unión con el jazz es "un mundo fascinante por desarrollar aún". Más que una mezcla con el jazz, piensa que es "un desarrollo desde dentro mismo del flamenco, porque este género aporta a la música actual nuevos colores y sonoridades".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios