Jorge Volpi logra el Alfaguara por un libro sobre la "perplejidad de lo real"

  • 'Una novela criminal' recrea, sin recurrir a la ficción, un caso que conmocionó a la sociedad mexicana

  • Fernando Savater presidió el jurado del premio, que se falló ayer en Madrid

Jorge Volpi en una imagen tomada en México, en la última edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara. Jorge Volpi en una imagen tomada en México, en la última edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Jorge Volpi en una imagen tomada en México, en la última edición de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara. / ulises ruiz/ efe

El escritor mexicano Jorge Volpi se hizo ayer con el XXI Premio Alfaguara, dotado con 175.000 dólares (142.000 euros) y publicado por la editorial del mismo nombre, por Una novela criminal, una obra en la que el autor aborda un suceso que conmocionó a la sociedad mexicana, el caso Cassez-Vallarta.

Un jurado presidido por el filósofo Fernando Savater definió el texto ganador como un "fascinante relato sin ficción" en el que, "rompiendo con todas las convenciones del género, el autor coloca al lector y a la realidad frente a frente, sin intermediarios. En esta historia", prosigue el acta del fallo del premio, "el narrador es tan sólo el ojo que pasea sobre los hechos y los ordena. Su mirada es la pregunta, aquí no hay respuestas, sólo la perplejidad de lo real", opinó un tribunal que junto a Savater completaban los escritores Mathias Enard y Sergio del Molino, la cineasta Claudia Llosa y el librero Emilio Achar.

En un acto celebrado en el Casino de Madrid, en el que Volpi atendió a los periodistas por videoconferencia, el tercer narrador mexicano en conquistar el Alfaguara tras Elena Poniatowska y Xavier Velasco recalcó que su obra pertenece a "ese género extraño, híbrido" de la "novela sin ficción, entre la literatura y el periodismo". El autor de En busca de Klingsor explicó que se ha basado en "un asunto que conmocionó a mi país", la detención en 2005 de la pareja formada por la ciudadana francesa Florence Cassez y el mexicano Israel Vallarta, acusados de secuestro y de pertenecer a una banda que respondía al nombre de Los Zodiaco.

El caso, recuerda Volpi, deparó pronto "momentos muy impactantes", como cuando se supo "que la policía había organizado un montaje televisivo" para simular una captura que se había producido en realidad horas antes, o cuando la falta de claridad de las autoridades provocó "un enfrentamiento entre los presidentes de México y Francia, Felipe Calderón y Nicolas Sarkozy". Las tensiones diplomáticas entre ambos países propiciaron que se liberara a Cassez, pero, denuncia Volpi, "Vallarta sigue detenido y sin ninguna sentencia".

Durante años, el escritor siguió con interés un caso "muy mediático", pero fue cuando cayó en sus manos el libro de la periodista Emmanuelle Steels El teatro del engaño, que reconstruía aquel confuso episodio, cuando entendió que con las declaraciones, confesiones y juicios de aquella investigación y los sorprendentes cambios en las perspectivas de los testigos podía armar una novela "no objetiva, pero sí neutra" sobre "la búsqueda de la verdad". El material también le brindaba la oportunidad de hablar de "un sistema judicial que no funciona" y de reclamar "que ese sistema cambie".

En Una novela criminal, su creador sigue "la estela" de otras narraciones similares como A sangre fría de Truman Capote, La canción del verdugo de Norman Mailer "y algunos libros de Carrère o de Cercas", cita Volpi. La documentación en la que se embarcó supuso para el escritor un "reencuentro" con su pasado, tal como confesó ayer: "Yo estudié Derecho, lo que consideraba un error histórico, pero ahora esa formación me ha ayudado a leer y comprender las miles y miles de páginas que se escribieron para el caso".

Volpi lleva tiempo consagrado como uno de los nombres fundamentales de las letras hispanoamericanas, pero para Fernando Savater la nueva propuesta es un paso más en una trayectoria marcada por la ambición y la solidez intelectual, y "sorprende" por ser "algo muy distinto" a lo que su autor ha hecho anteriormente. "En otras obras tuyas -le comentó a Volpi- estás muy presente, pero aquí consigues desaparecer y dejar al lector solo frente a los hechos", opinó el presidente del jurado. Las notas facilitadas por Alfaguara completan todo lo que la videoconferencia no pudo apuntar del nuevo proyecto del mexicano: que es una "narración despiadada a la hora de mostrar los entresijos del poder, las raíces más hondas de la corrupción y su alcance, así como los embotados mecanismos de la justicia", además de "una valiente denuncia del coste social de las políticas que declaran la guerra al crimen sin poner freno a sus causas".

Con su triunfo, Volpi se suma a un reconocimiento que han obtenido entre otros Sergio Ramírez, Tomás Eloy Martínez, Santiago Roncagliolo, Andrés Neuman, Jorge Franco y Ray Loriga, ganador en la anterior edición. En esta convocatoria, el premio recibió 580 manuscritos, más de 300 de ellos remitidos desde países latinoamericanos. Una novela criminal llegará a las librerías el próximo 15 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios