José Antonio Rodríguez abre el ciclo 'Flamenco viene del sur'

  • El Teatro Cánovas acogerá ocho espectáculos del 3 de marzo al 19 de mayo

Toque, cante y baile para la temporada de Flamenco viene del sur en Málaga. Sergio Aranda, El Junco, Belén Maya y Pepa Montes, acompañada por Ricardo Miño, mostrarán sus últimos montajes de danza al público malagueño. Luis de Córdoba y Jesús Méndez; José de la Tomasa y Laura Vital; y Melchora Ortega y David Lagos harán lo propio con recitales de cante, y José Antonio Rodríguez, que inaugura la temporada, y Cañizares, llevarán su toque flamenco en los dos espectáculos que completan la programación del ciclo de flamenco de la Consejería de Cultura, que se celebrará del 3 de marzo al 14 de mayo en el Teatro Cánovas.

La programación fue presentada ayer por el director de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, Francisco Perujo, en un acto en el que estuvo acompañado por el delegado provincial de Cultura, Manuel Jesús García, y el bailaor malagueño Sergio Aranda. De este modo, el Teatro Cánovas acogerá nueve espectáculos de los programados en el ciclo Flamenco viene del sur, como viene siendo habitual desde su puesta en marcha en la capital malagueña hace ocho años.

Flamenco viene del sur es un ciclo de flamenco que la Consejería de Cultura inició hace trece años en los teatros con los que cuenta dicha institución: el Central en Sevilla (donde comenzó el ciclo en 1997); el Alhambra de Granada (que se sumó a programar flamenco en 1999) y el Cánovas de Málaga (al que llegara Flamenco Viene del Sur en 2002). A los teatros propios de la Consejería de Cultura se sumó el Infanta Leonor de Jaén tras el acuerdo de colaboración alcanzado entre Junta y Ayuntamiento en 2008, el mismo año que se adhirieron las plazas de Córdoba y Cádiz.

En la pasada edición se incorporaron Almería y Huelva, por lo que se cerraba el círculo, cumpliendo con los objetivos con los que el ciclo se puso en marcha: un compromiso institucional a favor del flamenco que pretende crear nuevos espacios y atraer a nuevos públicos; romper con la estacionalidad los festivales flamencos, relegados al periodo estival; garantizar una programación estable; y, por último, apoyar las nuevas creaciones de artistas jóvenes y consagrados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios