José Emilio Pacheco, el gran poeta de lo cotidiano, gana el Cervantes

  • El mexicano, que hace unos días recibió el Premio Reina Sofía, se impuso en la decisión del jurado, anunciada ayer, por su "capacidad de crear un mundo propio" y por el "distanciamiento irónico de la realidad" que profesa

El escritor mexicano José Emilio Pacheco ganó ayer el Premio Cervantes -el más prestigioso de las letras hispanas- por ser, en opinión del jurado, "un poeta excepcional de la vida cotidiana", por su "capacidad de crear un mundo propio" y por "el distanciamiento irónico de la realidad" que hay en su obra. "José Emilio Pacheco se puede definir como el idioma entero", aseguró José Antonio Pascual, presidente del jurado, instantes después de que la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, hiciera público el fallo del premio, dotado con 125.000 euros.

A la mayor parte del jurado le ha afectado "su condición de poeta excepcional, pero también el que sea un narrador importantísimo", periodista y crítico literario, subrayó Pascual, quien recomendó un libro del ganador: Las batallas en el desierto, un cuento "magnífico que tiene que ver con la infancia, la adolescencia y la juventud". Juan Gelman, ganador del Cervantes de 2007 y miembro del jurado, se mostró también "muy contento" por los resultados de las votaciones, dado que Pacheco "es una figura intelectual que no se repite mucho en América Latina, porque a sus dotes de poeta une las de narrador, crítico y periodista, con una cultura enorme y afinada".

Pacheco, que recibió sólo hace unos días el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, se enteró de la noticia del premio en Guadalajara (México), donde estos días recibe un homenaje en la Feria del Libro de esta ciudad. "Está muy contento y emocionado", aseguró la ministra, tras haberse puesto en contacto telefónico con el ganador.

La elección del ganador "no fue fácil" porque, como reconoció Gelman, había otros candidatos "de primera línea". Según fuentes consultadas, a la votación final llegaron Pacheco y el también mexicano Fernando del Paso, y estuvieron muy cerca de ganarlo Ana María Matute y Elena Poniatowska, pero este año tocaba escritor hispanoamericano, según esa ley no escrita que recomienda alternar el premio entre Hispanoamérica y España, y al final el jurado optó por mayoría por José Emilio Pacheco. El jurado del Premio Cervantes estuvo formado también por Jaime Labastida, Luis García Montero, María Águeda Méndez, Soledad Puértolas, Almudena Grandes, Ana Villarreal, David Gíes y Juan Gelman, ganador en 2007. Juan Marsé, galardonado el año pasado, excusó su asistencia.

Originario de Ciudad de México (1939), Pacheco es prosista y traductor, con una obra poética incluida desde los años 50 entre las principales antologías latinoamericanas por su enfoque universal. Se considera a sí mismo "un observador consternado, que opta por la cobardía ante los acontecimientos en su país y en el mundo". El autor afirma que escribir poesía "es una forma de resistencia contra la barbarie" que encuentra en una Ciudad de México "inhóspita y desconocida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios