Juan Cristóbal, retratista de una época

  • El conjunto monumental de La Alhambra acoge una exposición dedicada al escultor andaluz, con un centenar de obras que nos permiten ahondar en el movimiento creativo de la primera mitad del siglo XX.

Fue testigo y protagonista del panorama cultural de la primera mitad del siglo XX; espejo de un periodo creativo de intensidad única; y amigo, compañero y retratista de sus grandes protagonistas". Así rememora la figura de Juan González Quesada (1896-1961), conocido como Juan Cristóbal , el profesor de Bellas Artes de la Universidad de Granada Eduardo Quesada Dorador, comisario de la muestra dedicada al escultor andaluz, que estará abierta hasta el próximo 2 de marzo en el conjunto monumental de la Alhambra. La muestra, organizada por el Patronato de la Alhambra, dependiente de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, se compone de un centenar de obras "que nos ayudan a bucear en un contexto cultural sorprendente, de una enorme intensidad creativa", asegura Quesada Dorador.

Buena parte de las mismas han sido cedidas por la familia del escultor, y otras proceden de 55 propietarios diferentes, entre instituciones públicas -como el Museo Nacional de Arte Reina Sofía, el MNAC, los museos de Bellas Artes de Córdoba y Granada, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Ministerio de Defensa, la Universidad Complutense de Madrid, el Instituto Valencia de Don Juan o los ayuntamientos de Madrid, Granada y Cádiz, entre otros- y coleccionistas privados. La exposición supone así una ocasión única para contemplar por primera vez algunas obras, como la Sibila, cedida por el Círculo de Bellas Artes de Madrid, que figura en la muestra junto a la que pintó Anglada Camarasa.

Entre las piezas que el visitante podrá contemplar también se encuentran la cabeza en terracota de Modesto Cendoya, el arquitecto del Conjunto Monumental, de 1921; el busto de Manuel de Falla en su Carmen de la Antequeruela en 1927, además de varias obras realizadas en Madrid, entre las que se encuentran la cabeza en bronce de Ángel Barrios, realizada en 1943 como recuerdo de una antigua amistad; la cabeza del arabista Emilio García Gómez, realizada en bronce en 1943 o el busto en mármol blanco de la duquesa de Lécera, que vivió después de Falla en el Carmen de la Antequeruela para cuyo jardín encargó al escultor otro ejemplar del busto del músico gaditano.

Sus coetáneos

En el mismo espacio, se expondrán diversas obras de otros autores, fundamentalmente pintores, "que evocan sucesivos contextos del artista a lo largo de su carrera, contextos determinados por la formación, la coincidencia estética o temática, o la amistad, expresivos de otros tantos momentos o fases de la cultura española del siglo XX".

Se trata de distintos documentos, fotografías y lienzos de coetáneos y amigos personales del artista como Julio Romero de Torres, José María López Mezquita, José María Rodríguez-Acosta o Ignacio Zuloaga, y textos de Ismael González de la Serna, Melchor Fernández Almagro, Federico García Lorca, José Francés, Bernardino de Pantorba, Enrique Lafuente Ferrari, José Camón Aznar, Fernando Chueca Goitia o Juan Antonio Gaya Nuño.

Dos sedes

El contenido de Juan Cristóbal 1896-1961 se distribuye en dos sedes del conjunto de la Alhambra: el Palacio de Carlos V y el cercano Carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta. A medio camino entre una y otra, una obra maestra invitada al evento: el monumento al escritor y diplomático granadino Ángel Ganivet, realizado por Juan Cristóbal en 1921, y que habita en el Paseo del Bosque de la Alhambra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios