La Junta reduce la inversión en la OFM un 21% y un 14,5% en las otras orquestas

  • La corrección con 180.000 euros menos en los presupuestos presentados por Luciano Alonso el miércoles deja a la agrupación malagueña en situación de desventaja respecto a las demás sinfónicas andaluzas

Comentarios 2

La corrección presupuestaria de cantidades ya anunciadas no es algo frecuente y supone casi siempre un trago desagradable. Pero la que hizo el consejero andaluz de Cultura, Luciano Alonso, el pasado miércoles en la presentación de los Presupuestos de su departamento respecto a la cantidad asignada a la Orquesta Filarmónica de Málaga suscitó demasiadas dudas. Si en un principio se había cifrado la inversión en 2.394.000 euros, Alonso matizó que la cantidad definitiva se quedaba en 180.000 euros menos hasta un total de 2.214.000 euros, una operación resuelta después de que se hubiese percibido "un error técnico". La primera cifra había llamado la atención ya que era incluso superior a la designada para la Orquesta Sinfónica de Sevilla (2.345.000 euros), pero, tras la nueva rebaja, las dudas se multiplican: la reducción presupuestaria respecto al año pasado para la OFM alcanza un 21%, mientras que para el resto de orquestas andaluzas de cuyos consorcios forma parte la Junta de Andalucía (Sevilla, Málaga y Granada), el recorte se queda en un 14'5%.

Así lo confirman los datos facilitados ayer a este periódico por el gerente de la OFM, Juan Carlos Ramírez. Si la inversión aprobada para la Sinfónica de Sevilla para 2012 fue de 2.743.362 euros, la prevista para 2013 es de 2.345.575; la Orquesta de Córdoba pasa de percibir 1.270.436 euros en 2012 a 1.086.223 en 2013; y la de Granada pasa de 1.471.238 euros a 1.257.908. En todos los casos, la reducción es de un 14,5%. Pero la Junta aprobó para 2012 una inversión para la OFM de 2.800.000 euros (superior también a la de Sevilla), mientras que las cuentas finalmente confirmadas para 2013 se establecen en los citados 2.214.000 euros, lo que significa un 21%. La reducción deja así a la orquesta malagueña en una situación de desventaja respecto a las otras. Pero lo más significativo es que la inversión señalada en la presentación de los presupuestos generales de la Junta de Andalucía, antes de la corrección, era, como se especificó antes, de 2.345.000 euros, exactamente un 14,5% menos que para 2012. De modo que es legítimo sospechar, a falta de una explicación, si realmente se trata de un error técnico o de alguna otra motivación menos confesable.

En su comparecencia del miércoles, Luciano Alonso anunció una disminución general de la inversión para las orquestas andaluzas de un 10%, pero los datos reflejan claramente que el recorte alcanza el 14'5% en el caso de Sevilla, Córdoba y Granada y de un 21% en el de Málaga. Ramírez explicó al respecto que la Consejería de Cultura ha aplicado recientemente un recorte del 10% a las cuentas en las que se venían trabajando desde junio "pero ya en mitad del ejercicio se nos anunció la reducción de un 5% a causa del cambio al régimen de subvenciones" que se había aprobado antes. La OFM pidió a los dos miembros del Consorcio Orquesta Ciudad de Málaga (Ayuntamiento de Málaga y Junta de Andalucía) 2.700.000 euros respectivamente "como inversión mínima para mantener todos los proyectos que actualmente desarrolla la orquesta". El Ayuntamiento, indicó Ramírez, "se mostró desde el principio dispuesto a asumir esa cantidad, pero la Junta redujo primero un 5%, luego redujo hasta un 14'5% y ahora ha vuelto a hacerlo hasta un 21%". El déficit total es de 586.000 euros, lo que deja a la OFM "en una posición muy difícil para sacar adelante sus festivales y actividades". Ramírez recordó también que con la inversión pública " se pagan los sueldos con los que viven muchas familias, así que la Junta debería explicar bien los motivos que justifican esta reducción porque hay mucho en juego".

Con respecto a las declaraciones que hizo el consejero también el miércoles sobre un cambio de modelo para las orquestas andaluzas, al preguntarse si "parecía razonable que el Gobierno andaluz detraiga de sus impuestos cerca de siete millones de euros y los destine a cuatro orquestas que en este momento sólo tienen carácter local", Ramírez señaló que Luciano Alonso "no nos ha citado ni una sola vez a mí como gerente ni a Edmon Colomer como director artístico para tratar este asunto; únicamente se ha citado con los presidentes de los comités de empresa de las cuatro orquestas, seguramente para prevernirles de lo que venía, aunque a nosotros nunca nos informó". Ramírez apuntó que, en su opinión, "los presupuestos deberían asignarse a partir de los proyectos que desarrolle cada orquesta, y no a tenor de otros criterios". Y sobre las críticas del consejero a la actuación local de las orquestas, el gerente de la OFM se limitó a preguntar: "¿Es que acaso los malagueños no somos andaluces?"

En su comparecencia, Alonso se preguntó igualmente si "es razonable que esta comunidad invierta y potencie una institución como la Orquesta Joven de Andalucía y después no seamos capaces de que dichos jóvenes andaluces cualificados tengan su espacio natural laboral y creativo en las cuatro orquestas andaluzas" (lo cual no deja de ser llamativo, ya que en los últimos años algunas voces del sector han criticado a la Junta por descuidar a la OJA en beneficio de la West-Eastern Divan Orchestra de la Fundación Barenboim-Said, con sede en Sevilla). Ramírez recordó que la OFM fue la primera orquesta que suscribió un convenio con la OJA y que la orquesta malagueña puso en marcha a la Joven Orquesta Barroca de Andalucía, destinada a la formación de músicos de toda la comunidad. "Colomer fundó además la Joven Orquesta Nacional de España, así que algo puede decir sobre el asunto", añadió. Parece, en fin, que el tema traerá cola.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios