La Junta rompe su compromiso de neutralidad y apoya a Córdoba

  • El alcalde de Málaga denunció la interferencia de Manuel Chaves en el normal desarrollo de las candidaturas andaluzas que "preparan con honestidad una propuesta digna para toda Europa"

Comentarios 5

Parecía que Córdoba había estado esperando este gesto durante años y llegó a 11 días de las elecciones. El presidente de la Junta y candidato del PSOE a la reelección, Manuel Chaves, se desprendió ayer de todo complejo y anunció su apoyo a que la ciudad de la Mezquita se convierta en Capital Cultural en 2016. Así, de un plumazo, Chaves dejó en la cuneta aquella famosa neutralidad activa de la que ha hecho gala y fue tajante al argumentar su decisión: "Córdoba es la mejor oferta". Esta visión, que parece tener tan clara ahora, la ha ocultado durante esta legislatura, a pesar de que ayer aseguró que siempre se ha mostrado a favor de la opción cordobesa. El regalo que dejó ayer en la ciudad andaluza contrasta con el jarro de agua fría que ha supuesto para Málaga. La conclusión es clara: si el aún presidente andaluz gana las elecciones la Junta trabajará abiertamente del lado de la propuesta cordobesa. La declaración de Chaves se suma a la de Zapatero, hace menos de dos semanas.

Las reacciones en el Ayuntamiento malagueño no se hicieron esperar. El alcalde pidió ayer a Chaves que cumpla su compromiso de no interferir en las candidaturas de las dos ciudades andaluzas y que permita sin impedimentos el desarrollo de cada programa. De la Torre consideró insultante para los malagueños que el presidente de la Junta afirme que Córdoba reúne las mejores condiciones para la Capitalidad "cuando en este momento, a falta de la convocatoria formal en 2010, todas preparan con honestidad una candidatura digna para Europa", afirmó el regidor municipal.

"Apoyar a Córdoba implica un desdén hacia Málaga que los malagueños no se merecen", esgrimió el alcalde. Pero estamos en campaña y prácticamente todo se mide en réditos políticos. Con el 9 de marzo ya a la vuelta de la esquina, los partidos hacen sus cábalas electorales y preparan estrategias y discursos en función de las perspectivas que tengan en cada provincia. Fuentes de la dirección regional del PSOE aseguraron ayer que los sondeos que llegan desde Ferraz hablan de un escenario muy favorable en las generales, donde el PSOE cordobés podría mantener el cuarto diputado. Así, la proporción sería cuatro representantes para la lista que encabeza Carmen Calvo y dos para el PP. Tampoco son contrarios los datos para el Parlamento andaluz, Cámara en la que, apuntaron las fuentes, podrían igualmente conservar el séptimo diputado. Por el contrario, en Málaga el panorama parece inamovible con cinco actas en el Congreso y ocho en el Hospital de las Cinco Llagas. Así, la consigna es pelear en Córdoba, donde al anuncio de Chaves de ayer se une la visita que hará Zapatero el día 6 a la ciudad. En este sentido, Málaga aparece doblemente castigada, ya que además de quedarse sin el apoyo del PSOE para su candidatura de 2016 también ha visto como el presidente del Gobierno ha retocado su agenda y ha cambiado la capital de la Costa del Sol por la ciudad de la Mezquita.

Chaves hizo hincapié en sus razones para adoptar esta postura, a sabiendas de los recelos y reproches que iba a provocar a 160 kilómetros de distancia. A su juicio, hay que respaldar la candidatura de Córdoba no sólo por lo que la ciudad representa desde el punto de vista cultural, sino "porque fue la primera que me lo pidió, la primera con la que me comprometí y la primera en la que se han puesto en marcha proyectos para mejorar su oferta, entre ellos el aeropuerto". Córdoba también era la primera en todos esos aspectos hace meses y Chaves rehusó una y otra vez retratarse, intentando así no crear conflictos. De hecho, los apoyos explícitos tanto del presidente Zapatero como del ministro Moratinos levantaron en su día ampollas en Málaga. Por un lado, el Ayuntamiento, con el PP al frente, lo creía una ofensa, mientras que los socialistas de la tierra no sabían dónde meterse al ver ninguneada su ciudad.

El aspirante del PSOE a seguir al frente del Gobierno andaluz quiso zanjar todo debate al afirmar que Córdoba "es la que reúne mejores condiciones y está más preparada" para alcanzar el reto, y manifestó que todas las inversiones a las que se comprometió la Junta "para tener una buena oferta y de calidad las estamos desarrollando".

"Los errores de campaña de Zapatero y Moratinos no los puede repetir quien quiere ejercer como presidente de todos los andaluces", protestó ayer el alcalde de Málaga. "No podemos permanecer impasibles cuando el presidente de la Junta desprecia nuestro esfuerzo colectivo", añadió De la Torre, que seguirá peleando por una meta que debe conseguirse por los proyectos y la ilusión colectiva de una ciudad y no el "favoritismo injusto de los dirigentes regionales". Mientras, colectivos ciudadanos planean protestar en una manifestación.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios