Cómo ser Kazimir Malevich

Era de esperar: tarde o temprano una parcela tan distinguida como la de las artes plásticas debía ser resuelta de forma definitiva en el ámbito del ocio electrónico. Y quizá en una Tierra paralela otra consola sea una opción más lógica, pero lo que es en ésta, semejante título no se entendería de no venir presentado por Nintendo DS.

En efecto, la pequeña de Nintendo, que sólo lo es en tamaño, viene cubriéndose de gloria y confirmando un año tras otro su liderazgo intelectual, con decisiones de sus programadores que oscilan admirablemente entre el aprovechamiento límite de los recursos de la doble pantalla y la creación de nuevos lenguajes capaces de enriquecer nuestro concepto del videojuego, hasta en ocasiones elevar sus productos a la categoría de obras artísticas. Siguiendo este singular proceso, el tercer arte (la pintura) se alía con el décimo (el videojuego, según dicen) para ofrecernos Art Academy, un título a la vez diletante y fresco, complejo pero de una jugabilidad pasmosamente sencilla y adictiva, tan útil para quienes deseen iniciarse en las herramientas y procesos de las artes plásticas, como para los avezados que deseen experimentar resultados sin necesidad de mancharse las manos.

Así lo expresaron los hermanos MP & MP Rosado en la presentación del juego en Sevilla el pasado martes en la sede de la Fundación Cajasol: "En bastantes aspectos cumple las funciones de un profesor, al menos en niveles básicos de aprendizaje". Los prestigiosos artistas gaditanos entienden el juego como un completo tutorial de dibujo y pintura, y así lo demostraron sometiéndolo in situ a los rigores creativos de un taller práctico, tomando como base algunos de sus propios trabajos e invitando a los presentes a reproducirlos con las herramientas ofrecidas por el programa. Con físicas y métodos idénticos a los del trabajo sobre el lienzo, la gama de pinceles, lápices, mezclas y procesos como el reticulado estructural de la imagen "propio de los grabados de Durero", el aguado del color o el visionado de la imagen en distintas versiones (sombra, dibujo, sólo color), así como la posibilidad de trabajar fotografías tomadas para la ocasión, se dan cita en el sofisticado juego pictórico de Nintendo, cuyas posibilidades de cara a la exhibición comprenden desde la impresión del archivo resultante hasta su exportación a redes sociales. Como experiencia creativa, técnica y tecnológica, Art Academy acaba de convertirse por derecho en un título de oro en el catálogo lúdico-educativo de Nintendo, y si bien no dará talento artístico a quien no lo tenga (de momento la DS no hace milagros), hará todo lo posible para que las herramientas de aprendizaje, y al fin y al cabo de autodescubrimiento, estén al alcance de todos.

+3 | 26,90 euros | NDS

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios