Al Kooper, un genio oculto de los sesenta en el Cervantes

  • El que fuera teclista en álbumes clásicos de Bob Dylan, The Rolling Stones, The Who y Jimi Hendrix actúa esta noche con sus The Funky Faculty

Algunas leyendas tiene más brillo que otras, y la de Al Kooper (Nueva York, 1944) ha quedado ensombrecida por la altura de la gente con la que trabajó en los 60. El hombre que está detrás de algunas de las obras maestras de aquella década prodigiosa, su órgano suena prodigiosamente en discos como el Blonde on Blonde (1966) de Dylan o en Grape Jam (1968) de Moby Grape, actúa esta noche a las 20:30 en el Teatro Cervantes. Kooper llega con The Funky Faculty, en la que es su primera gira por España.

Kooper es uno de los pilares maestros y ocultos del pop y el rock. Entre sus méritos destacan el haber tocado los teclados para Dylan (Highway 61 revisited y Blonde on Blonde), los Rolling Stones (Let it bleed), The Who (Who sell out) o Hendrix (Electric Ladyland). Además, descubrió a Lynyrd Skynyrd y lideró las bandas Blues Project y Blood, Sweat & Tears.

Más méritos ocultos de este hombre, una referencia para aquellos que se leen las notas de producción de los discos, son el haber creado e interpretado el conocidísimo riff de órgano de Like a rolling stone de Dylan, o el poner su piano en la célebre You can't always get what you want de los Rolling Stones. Otras colaboraciones ilustres fueron con todos los Beatles, menos con John Lennon.

Como productor, Kooper tiene en su historial, publicado en su propio sello discográfico, el Sweet home Alabama de los sureños Lynyrd Skynyrd, banda que él descubrió y apadrinó. Además, el músico fue el artífice de la grabación y edición del influyente Oddessey & oracle (1968), la incursión en la psicodelia de los británicos The Zombie, en lo que fue su último disco.

Con la salud algo maltrecha (parece haber perdido dos tercios de visión), Al Kooper sigue subiéndose a los escenarios como el líder, cantante y compositor principal del Al Kooper & The Funky Faculty, un sexteto integrado por Bob Doezema (guitarra), Jesse Williams (bajo), Mark Teixeira, (batería), Daryll Lowery (saxo alto) y Jeff Stout (trompeta).

Entre el momento actual y los gloriosos días de los 60, Kooper mantuvo una carrera como reputado músico de estudio. En 1980 produjo al artista de country Joe Ely, y giró con Dylan y los entonces de nuevo reunidos Blues Project. En esa década colaboró en bandas sonoras, tanto para televisión como para cine: con Michael Mann compuso la música para su serie de televisión Crime story; ganó un Emmy con la miniserie The drug wars, y se encargó de una parte de la banda sonora para la película de John Water Cry baby.

En los últimos años ha tocado en homenajes y conciertos con Bob Dylan, grabó el álbum instrumental Rekooperation (1993), el doble álbum en vivo Soul of a man (1995) y coprodujo el homenaje a Harry Nilson For the love of Harry: everybody sings Nilsson. En su quinta década en el mundo de la música, Al Kooper compone la música para películas de vez en cuando y trabaja en su estudio de casa casi diariamente, además de dar clases en escuelas de música hasta que una enfermedad le quitó permanentemente dos tercios de su visión.

El último disco de Al Kooper, Black coffe (2005), está completamente lleno del soul, blues, rock y funk, la misma que llenará esta noche el Teatro Cervantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios