Koppel se sumerge en la investigación criminal novelada por Lorenzo Silva

  • 'La niebla y la doncella' devuelve a la gran pantalla a la pareja de guardias civiles Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro en la piel de Quim Gutiérrez y Aura Garrido

Lorenzo Silva, Auga Garrido, Andrés Koppel, Quim Gutiérrez, Marian Álvarez, Roberto Álamo y Mercedes Gamero. Lorenzo Silva, Auga Garrido, Andrés Koppel, Quim Gutiérrez, Marian Álvarez, Roberto Álamo y Mercedes Gamero.

Lorenzo Silva, Auga Garrido, Andrés Koppel, Quim Gutiérrez, Marian Álvarez, Roberto Álamo y Mercedes Gamero. / carlos díaz / efe

El cuerpo de un joven asesinado aparece en un bosque de la isla de La Gomera. Todo apunta a que un político ha sido su verdugo tras descubrir un vídeo de contenido sexual con su hija de 14 años. Pero en el juicio no resulta condenado. Tres años después dos guardias civiles de la UCO llegan a la isla para intentar contestar las preguntas que quedaron sin respuesta y ahí comienza la investigación pausada y medida de los agentes Rubén Bevilacqua y Virginia Chamorro. Con naturalidad, sin pausa pero sin estridencias, el cineasta Andrés Koppel se sumerge en el thriller basado en la novela homónima de Lorenzo Silva, La niebla y la doncella, película que ayer se presentó a concurso en la Sección Oficial.

Quim Gutiérrez y Aura Garrido son la pareja protagonista acompañados en el elenco de Verónica Echegui, Roberto Álamo y Marian Álvarez. "Como lector soy siempre muy despiadado cuando vea al personaje en la pantalla, por eso preferí no leer el libro. Cojo todos los datos biográficos del personaje y lo construyo desde cero, prefiero otorgarme la libertad de hacerlo como creemos el director y yo", explicó Quim Gutiérrez, esperando el beneplácito del propio padre de Bevilacqua, que acudió a la rueda de prensa. "Pienso que lo importante a la hora de construir un personaje es que sea consistente, y éste lo es y eso me importa más a que sea como yo veo a Vila", apuntó el escritor Lorenzo Silva. "Me ha gustado mucho la aventura de interpretar a Chamorro porque este personaje se mueve en muchas sutilezas y no tiene nada que ver con lo que había hecho antes", comentó Aura Garrido. "Fue muy bonito enfrentarme a ella, a una mujer fuerte, decidida, constante, matemática... a pesar de saber la presión que supone que siempre fallarás a los lectores", agregó.

La atmósfera opresiva de una isla pequeña como La Gomera resulta, tanto en la novela como en la película, un personaje más de la cinta que intenta transmitir un trabajo de investigación lo más cercano posible a la realidad, con muy poca violencia y sin sacar el arma de la funda prácticamente. En sus novelas, como señaló Silva, los personajes no matan "por exhibirse o por crueldad gratuita", sino "por las razones por las que la gente mata de verdad". "En España hay 500 muertes violentas al año y obedecen a razones oscuras que tienen que ver con lo más denso e intenso del ser humano. En la película hay dos muertes y todas tienen un motor real e intenso, no se recrea gratuitamente en lo escabroso", agregó el autor.

Y para transmitir esa veracidad fueron asesorados por la propia UCO de la Guardia Civil. "Vimos que se trataba de gente muy preparada, muy normal, con una dedicación asombrosa a su trabajo y descubrimos la empatía y la naturalidad", comentó el director del filme, el canario Andrés Koppel guionista de películas como Intacto. Él ya había leído la novela y supo que en ella había una película "por lo que me hizo sentir, por las sensaciones que me produjo".

Muy distante de otras cintas del género basadas principalmente en la acción, en La nieblayla doncella quisieron mantenerse en la normalidad de una investigación "que no es más que hablar con mucha gente, hacer las preguntas adecuadas, leer entre líneas e intentar descubrir la verdad aunque, ¿qué es la verdad?", se preguntó el cineasta.

Las protagonistas, las dos guardias civiles de la película, son mujeres fuertes y valientes posicionadas en igualdad de condiciones en un mundo que no hace tanto fue exclusivamente masculino. Y aunque la brecha de género se manifiesta en los cargos y en una frase de la propia Chamorro, "ahora ellas entran en el cuerpo con normalidad y sin problemas, son uno más y eso es lo más interesante del guión", apuntó Aura Garrido. Para el actor Roberto Álamo "la película respira cierta tranquilidad, estos personajes, con sus pasiones, con sus intrigas y sus máscaras, se van moviendo con cierta quietud mientras el espectador va descubriendo cosas".

La película producida por Tornasol Films y Atresmedia Cine llegará a los cines en el mes de septiembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios