Latécoère es homenajeado en el Museo Aeronáutico de Málaga

  • El francés creó la primera línea comercial en España y el aeropuerto de San Julián

El francés Pierre Georges Latécoère, artífice hace ahora noventa años de la primera línea aérea comercial sobre territorio español, fue homenajeado ayer con el descubrimiento de una placa que da su nombre a la plaza situada ante el Museo Aeronáutico del aeropuerto de Málaga.

Precisamente, el nacimiento de este recinto, decano de los aeropuertos españoles, está íntimamente ligado a la figura de Latécoère (1883-1943), fundador de una empresa dedicada a la fabricación de aeroplanos.

Latécoère concibió el proyecto de unir París y Toulouse con Casablanca por aire para transportar correo y mercancía entre la metrópoli y su protectorado marroquí, lo que se convertiría en la tercera línea aérea comercial en Europa y la primera en España. Para ello, en diciembre de 1918 se desplazó a Barcelona Latécoère, que necesitaba otros dos aeródromos de apoyo en España, por lo que también visitó Alicante y Málaga en febrero de 1919.

Personal de su empresa llegó a la capital malagueña el 6 de marzo de 1919 a bordo de un barco de vapor, al no existir un aeródromo conocido, e informó de que en un paraje del Oeste de la ciudad, denominado La Isla, podría aterrizar Latécoère.

Éste partió el domingo 9 de marzo de 1919 en dirección a Málaga después de pernoctar en Alicante, aunque la intensa lluvia le obligó a volar a mayor altitud de la prevista, lo que retrasó su llegada.

La zona de La Isla se encontraba totalmente anegada, por lo que el piloto se vio obligado a buscar un lugar cercano donde aterrizar y, después de varias vueltas de reconocimiento, decidió tomar tierra en una zona erial que resultó ser el cortijo de El Rompedizo, terrenos en los que se asienta el actual aeropuerto.

A las diez y media de la mañana de ese 9 de marzo comenzaba la historia del aeropuerto de Málaga.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios