Lennon vuelve a Gibraltar

  • El Peñón acoge la colección más personal sobre el cantante de The Beatles, conservada por su hijo Julian, con discos de oro, un Grammy, ropa y múltiples notas

La intimidad de John Lennon es patrimonio universal. Sus cartas manuscritas, su primera guitarra, un álbum de fotos de su primer hijo aún bebé o los primeros pasos de su éxito con The Beatles, incluidos discos de oro. La colección personal que Julian Lennon -el mayor de sus hijos- y su madre Cynthia -su primera esposa- conserva en torno a su padre y la historia recopilada de la mítica banda británica ha viajado desde Liverpool hasta Gibraltar, siendo la primera vez que esta exposición cruza las fronteras de esta ciudad inglesa.

La relación de Lennon con Gibraltar fue muy estrecha, prueba de ello la boda que contrajo en el Peñón el 20 de marzo de 1969 junto a Yoko Ono y para el recuerdo queda la foto que ambos se hicieron vestidos de blanco portando el certificado de matrimonio. Esta imagen y otras de carácter mucho más personal completan una exposición de alrededor de 200 objetos sobre la vida íntima y familiar del cantante de The Beatles, así como los recuerdos que posee Julian del grupo de su padre, que integraba junto a Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr.

Durante todo el año podrá visitarse esta exposición, que aterriza en la península ibérica, concretamente en Gibraltar, en la galería Gustavo Bacarisas en la plaza Casemates de lunes a sábado de 9:00 a 18:00 y los domingos de 10:00 a 14:00. Sus puertas están abiertas al público después de que hace unos días se ofreciera una inauguración más personal en la que autoridades y medios de comunicación pudieron descubrir con atención este legado de Lennon. En la primera sala, el Grammy recibido por el grupo en 1964 por su tercer álbum A hard day's night saluda a los visitantes; junto al galardón se puede ver un reproductor americano, adquirido por el grupo en una tirada de 5.000 ejemplares. Una columna se cubre de discos de oro, entre ellos de títulos como I want to hold your hand y Something new. En un lateral se dibuja el árbol genealógico de la familia, se expone un álbum de fotografías del pequeño Julian y entre frases en inglés que impregnan la pared Cynthia explica que el éxito de The Beatles no se fraguó en una noche, sino que nació de una progresión, desde la Caverna hasta Hamburgo.

En la segunda sala una frase de Lennon adhiere impacto visual con su mensaje: "I've always needed a drug to survive" (Siempre he necesitado una droga para sobrevivir). Los discos de oro de Help o Yesterday aparecen también decorando los metros cuadrados de este espacio singular. El abrigo negro usado para la mítica portada del disco Help también aparece expuesto y conservado en una vitrina, al igual que el abrigo afgano clásico de Lennon. Un reloj de bolsillo entre frases de Cynthia y cartas de navidad a su hijo forman parte de este espacio de la exposición en el que también aparece casi una veintena de fotografías colgadas del ambiente familiar con marcos más antiguos. La frase de su entonces esposa : "He had a lot of pain, so he didn't trust anybody. But when had time together, we had no problems, truly" (Él estaba muy dolido, por eso no confiaba en nadie. Pero cuando estábamos juntos no había problemas, verdaderamente) da paso a la tercera sala de la galería.

Uno de los tesoros de la colección de Julian Lennon puede ser la canción manuscrita de Hey Jude por parte de Paul McCartney al hijo del cantante de The Beatles. En una pequeña vitrina se observa la canción entre apuntes. Además, una gran pantalla recoge impresiones personales de Julian y Cynthia y aparecen más discos de oro y de platino, entre ellos Yellow Submarine o Lady Madonna. Otro de los grandes atractivos de la tercera fase de la muestra es la motocicleta Honda de John Lennon, la cual condujo su hijo y aparece expuesta y reconocible, con una frase del primogénito que subraya que es uno de los recuerdos más felices que conserva de ambos.

En la última sala, que da paso a la tienda de recuerdos de The Beatles, una marquesina negra expone las fechas de nacimiento y fallecimiento del mítico cantante (9 de octubre de 1940-8 de diciembre de 1980). En la misma aparece la fotografía de Lennon con Ono y Gibraltar a sus espaldas. En sus pareces emana ya un aspecto más agridulce de la relación con su padre, una frase lo demuestra: "Julian would wait for the phone ring, it's daddy?" ("Julian esperaría la llamada de teléfono, ¿es papá?"). Se cuelgan fotografías de ambos, así como una reproducción de la primera guitarra que tuvo John Lennon, a los diez años, y en la que en una placa se lee: "Para Julian de papá, Navidades 1973".

La colección de Julian es una montaña rusa sentimental de la vida familiar de la estrella británica y su vida más reservada, una muestra única, personal y memorable en la que su hijo recuerda que John Lennon "es un ídolo para millones de personas que crecieron amando su música y sus ideales, pero para mí él es el padre que amé y perdí". Un gran porcentaje de los beneficios de la exposición se dirigen a aspectos humanitarios a través de la Fundación Pluma Blanca.

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, presidió la inauguración destacando la estrecha unión de Lennon con el Peñón. Espera que Julian Lennon venga a visitar la exposición y aprovechará entonces para conocer la razón que le ha motivado a llevarla a Gibraltar, además de subrayar el gran esfuerzo del Gobierno por superar todos los obstáculos para organizar esta actividad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios