Lírica de grandes nombres

  • En 2008 pasaron por el Cervantes y el Picasso figuras como Janine Jansen, Jordi Savall, Lindsay Kemp y Ángel Corella

La temporada lírica de 2008 en Málaga ha movido sus partituras entre el Teatro Cervantes y el auditorio del Museo Picasso (MPM). Ambos escenarios han compartido una programación clásica y dancística que dejan para el calendario que se despide grandes nombres. El compositor Jordi Savall, la violinista Janine Jansen, el bailarín Ángel Corella y una Madama Butterfly dirigida por Lindsay Kemp son algunos botones de muestra del talento que ha brindado a la ciudad momentos (son pocos pero dignos) para quitarse el sombrero.

El primero en despertar aplausos fue Ángel Corella, Premio Nacional de Danza y artista principal del American Ballet Theatre de Nueva York de gira por España con un nuevo proyecto: el Ballet de España Ángel Corella. El programa que ofreció sobre el Cervantes el pasado 17 de enero incluyó El corsario, que encumbrara a Nureyev y Barishnikov.

La danza continuó moviendo los pasos del público del Cervantes los días 28 y 29 de febrero con el Béjart Ballet Lausanne, la recuperación del Ballet del Siglo XX que el mítico coreógrafo y bailarín galo, fallecido el 22 de noviembre de 2007 creó en 1960. En esta ocasión, la compañía Béjart recreó tres grandes ballets clásicos: L’Oiseau de feu, una coreografía que rompe con las estructuras y los ritmos clásicos; Elton Berg, un experimento y un delicado ejercicio en el que se evidencia el cambio de carácter de las mismas secuencias de movimientos con partituras diferentes. En una de las versiones, la música es de Elton John; en la otra, la de uno de los compositores más influyentes de la ópera del siglo XX, Alban Berg. Finalmente, Suite de danses, con algunas de las coreografías más bellas que Béjart realizó en vida. La huella dejada en Málaga por este ballet permitió evocar el trabajo ecléctico e innovador de quien revolucionara el mundo de la danza con sus más de 200 creaciones.

Por su parte, el auditorio del Museo Picasso estrenó calendario con la actuación los días 22 y 23 febrero de las célebres compañías rusas Bolshoi y Stanislavsky  en Cuentos de invierno, un espectáculo que aunó música, movimiento y fantasía con coreografías clásicas y contemporáneas. La dama de picas, La grulla o La muerte del cisne, así como fragmentos de Carmen, Madame Bovary y Espartaco fueron algunas de las piezas ejecutadas con el virtuosismo que caracteriza a sus bailarines.

La sombra de Picasso sobrevoló su hogar en el Palacio Buenavista con el Concierto para Olga Kokhlova celebrado en el auditorio MPM. La figura de la bailarina, primera mujer del malagueño, inspiró el concierto que la mezzosoprano Elena Gragera ofreció acompañada al piano por Antón Cardó. Borodin, Schumann, Poulenc y Debussy fueron compositores que sonaron en un repertorio cuyas letras escribieron  Apollinaire, Max, Verlaine o Juan Ramón Jiménez.

La encargada de clausurar la 19 Temporada Lírica del Cervantes los días 20 y 22 de junio fue Madama Butterfly de Puccini con Lindsay Kemp como director de escena. En su visita a Málaga, recordó cómo accedió a la partitura con tres años, en las rodillas de su madre y en plena Segunda Guerra Mundial. Oculto en los refugios antiaéreos de Liverpool su madre distraía a los vecinos con la música de un gramófono. YMadama Butterfly se convirtió en cómplice del pequeño Kemp.

El mismo día pero en otro escenario, otra figura de la lírica, la violinista Janine Jansen irrumpía en el Auditorio del Picasso con su Stradivarius Barrere de 1727 para deleitar a su público con  obras de Bach, Mozart, Tabakona y Martinu. Ysobre el mismo escenario, un año más el maestro Jordi Savall , uno de los máximos exponentes de la música antigua aterrizaba  con su viola de gamba. En esta ocasión para ofrecer un repertorio centrado en la música inglesa del siglo XVII bajo el título Musical Humors.

En su primera visita a España, la italiana Spellbound Dance Company sorprendió a propios y extraños en el MPM el pasado 21 y 22 noviembre. Su implacable ejecución técnica, limpieza de movimientos y corporalidad cerraron un año, con contadas pero dignas propuestas escénicas para una ciudad que (siempre) promete mucho más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios