Llegó el primer baile de corrales y pinceladas con sabor malagueño

  • El novillero local José M. Cortés ofreció lo mejor de una tarde donde se vieron pocas cosas

Ayer sonó el primer Pan y Toros, el pasodoble con el que se realiza el paseíllo en La Malagueta. Aún no se da por iniciado el ciclo ferial, pero el Certamen de Escuelas, el tercero ya, sirve para calentar motores. De hecho, el coso registró una buena entrada, llenó el tendido de sombra al completo. Muchos testigos para presenciar el primer baile de corrales de agosto. Uno de uno.

Sobre el albero, se vieron pocas cosas meritorias, voluntad aparte. Lo mejor llegó de la mano del malagueño José M. Cortés, que recibió a su oponente a portagayola y no sólo ofreció ganas. Fue el que más consiguió bajar la mano con la muleta, la más templada ayer. Pero no mató, de hecho, la tarde fue un recital de pinchazos. Cabe destacar también la actuación del alumno de la escuela de Arles, Juan Leal Juanito, que aunque trasmite cierta inseguridad a los tendidos, dio algunos pases reseñables, como el inicio de faena simulando a su paisano Sebastián Castella.

Pero aún no hay ningún clasificado para la gran final del lunes, los tres triunfadores se conocerán el viernes y no necesariamente se clasificará uno de cada semifinal. Sobre el ganado lidiado ayer, saltó al ruedo la novillada de Antonio Trujillo anunciada para el festejo de hoy, pues la de Espartaco fue rechazada. Los erales, bien presentados, fueron mansotes en general. La organización estudia lidiar hoy la corrida de Campo Amor anunciada para mañana y negocia una nueva novillada, que por lo pronto no será de Espartaco.

Respecto al resto, a Chamaco (Sevilla) le tocó el peor novillo; Jonathan López (Ronda), voluntarioso sin más; y Sarrión (Castellón) y Antonio David (Écija), ambos demasiado verdes. Hoy, segunda semifinal (19:30), también gratis.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios