Lluís Homar convierte a Gonzalo de Castro en Max Estrella

  • Dirige desde el 20 de enero en el María Guerrero 'Luces de bohemia', producida por el CDN

El callejón del Gato, la taberna de Picalagartos y el "cráneo privilegiado" de Valle Inclán y su Luces de bohemia vuelven al María Guerrero en un montaje que aborda "el esperpento desde la verdad" y que dirigido por Lluís Homar, convierte a Gonzalo de Castro en Max Estrella. Solo siete palabras se han modificadodel texto original, puesto que este montaje "no es un ejercicio de estilo", subrayó Homar en la presentación de esta producción del Centro Dramático Nacional, en cartel del 20 de enero al 25 de marzo .

En él la caricatura es el objetivo a derribar en el viacrucis de Max Estrella por las calles de Madrid, porque " nos vamos al fondo del alma rota de esos personajes", según Homar. "Pese al desafinamiento de todos los seres del escenario, Valle Inclán los ama, tiene una esperanza de que el mundo puede ser mejor", añadió Homar, que vuelve a la dirección 12 años después de su experiencia como productor, director y protagonista de Hamlet, que le dejó "exhausto".

Con esa "partitura maravillosa" que es el texto de Valle Inclán, lleno de personajes que entran y salen -45 papeles para 19 actores- Homar ha optado por hacer lo que define como un "trabajo de mancomunidad" con la ayuda del dramaturgo y compositor Xavier Albertí, pero en el que todo el equipo se pliega a la brillantez del texto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios