Lola Herrera y Juanjo Artero danzan al ritmo de la comedia

  • Dirigida por Tamzin Townsend, 'Seis clases de baile en seis semanas' se instala hasta el 7 de marzo en el Alameda para relatar la historia de una amistad "sin prejuicios"

"Todas las relaciones se basan en algo, y la nuestra se basa en eso: mentir y pelear". La sentencia, en boca de Juanjo Arterodispara directamente a Lola Herrera. Juntos decidieron hace casi dos años danzar sobre el sendero de la comedia para demostrar cómo dos personas con evidentes diferencias pueden llegar a congeniar. Seis clases de baile en seis semanas da nombre a esta coreografía teatral, escrita por Richard Alfieri y dirigida por Tamzin Townsend que llega hoy al Alameda para quedarse hasta 7 de marzo. "Mediante el baile, la risa y las peleas constantes se van quitando máscaras y se dan cuenta de que no son tan distintos", comentaba ayer Artero.

Para la veterana actriz regresar a una comedia "escrita de una forma tan hábil" es "todo un regalo". Después de representar durante tanto tiempo Solas - por la que obtuvo el Premio Max de Teatro a la Mejor Actriz en 2006- a Lola Herrera le pedía el cuerpo descansar y cambiar de registro. "No quería meterme en otro drama tan árido y tremendo. Acabé agotada y muy tocada", expresaba.

Sobre el escenario son Michael y Lily, una pareja imposible. Ella casada con un pastor baptista y con un pasado extremadamente conservador, frustrante y repleto de emociones reprimidas se topa con él, un bailarín y profesor de bailes de salón de difícil trato, y convencido de que la vida le ha fastidiado. Les separan treinta años pero en el fondo se parecen mucho a pesar de su diferencia generacional, social e ideológica. "Los dos están solos y tienen carencias afectivas", apuntaba Herrera. Pero cuando se ven obligados a compartir pasos de baile y empiezan a conocerse se dan cuenta de que hay más química entre ellos de la que sospechaban. Fuera del escenario Herrera y Artero repiten empatía. "No nos conocíamos ni habíamos trabajado juntos antes y ha sido un buen encuentro. Él me hace sentir muy segura, es muy generoso y tira de mí. Yo ya lo necesitaba , estaba cansada de tirar de tanta gente", confesaba la intérprete de Cinco horas con Mario. Para el segundo en discordia, la experiencia con una actriz de su talla ha sido "todo un honor". Además, añadía, "Lola es muy cachonda".

Ambos reconocían que el protagonismo del baile les ha sometido a duros ensayos previos. "Hay que tener un buen fondo físico", confesaba Herrera al tiempo que reflexionaba sobre la conexión con su personaje. "Las dos hemos vivido una juventud de represión pero no han podido con ninguna. Seguimos con ganas de vivir. No nos rendimos", aseguraba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios