López Cobos regresa a Málaga para subir a la tarima de la OFM

  • El director prestará su batuta a la Filarmónica hoy y mañana en la Sala María Cristina para la clausura del ciclo 'Grandes compositores' con obras de Mozart, Haydn y Liszt

Cada regreso de Jesús López Cobos (Toro, Zamora, 1940) a Málaga tiene connotaciones domésticas de reencuentro, no exentas de nostalgia. De hecho, el director de orquesta estudió en la ciudad desde su infancia hasta el acceso a la Universidad, y aquí tuvo su primera formación musical. Pero la familiaridad (por si era poco, el maestro es el padre de Lorenzo Ramos, quien ha sido director de la temporada lírica del Teatro Cervantes en los últimos tres años) no resta un ápice de trascendencia a la oportunidad: López Cobos es uno de los directores de orquesta fundamentales en la historia de la música española del último medio siglo. Ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1981, ha sido el primer director español en subir a las tarimas de la Scala de Milán, el Covent Garden de Londres, la Ópera de París y el Metropolitan de Nueva York. Desde 2003 hasta 2010 fue director musical del Teatro Real de Madrid. También ejerció de director musical para la Ópera de Berlín entre 1984 y 1988, y fue la batuta titular de la Orquesta Nacional de España entre 1986 y 2000. De este modo, cabe celebrar cada comparecencia de López Cobos en la Málaga a la que sigue ligado biográfica y emocionalmente como un acontecimiento cultural de primer orden. La oportunidad vuelve a ofrecerse este fin de semana: el maestro dirigirá a la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM) hoy y mañana a las 20:00 en la Sala María Cristina para la clausura del ciclo Grandes compositores, que organiza la Fundación Unicaja, con un repertorio hecho a la verdadera medida de la ocasión: la Obertura de Don Giovanni de Mozart, el Concierto en Re Mayor para piano y orquesta de Haydn, el Concierto Malediction para piano y orquesta de Liszt y la Sinfonía nº 41 en Do mayor de Mozart. La prestigiosa pianista Bárbara Moser actuará como solista.

La presencia en Málaga de López Cobos no se traduce sólo en una nueva cita en la que disfrutar de su precisión al frente de la orquesta; también representa una ocasión para disponer de su magisterio. En una de sus visitas anteriores a la ciudad, López Cobos ya distinguió en una entrevista concedida a Málaga Hoy dos objetivos que todos los agentes implicados en la música sinfónica debe asumir actualmente, en una etapa "de enorme responsabilidad: el primero es favorecer la promoción y formación de nuestros músicos a la hora de acceder a las grandes orquestas, porque la competitividad con otros países ha crecido de manera espectacular. Y el segundo es la implicación de las instituciones, que deben comprender que ya no basta con reunir a un grupo de músicos y pagarles: hay que darles salas de ensayo y todos los espacios precisos". Sirva el caso del futuro Auditorio de Málaga, que el mismo López Cobos ha reclamado en varias ocasiones, como exigencia fundamental.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios