Loquillo exhibe en el Teatro Cervantes su vena más poética

  • El cantante pondrá voz y rock a versos de Luis Alberto de Cuenca, entre otros poetas

El cantante de Cadillac solitario trae hoy a Málaga su vena más lírica, esa que le ha llevado a interpretar versos de poetas españoles y latinoamericanos, desde Gil de Biedma, Neruda o Salinas a Borges, Benedetti y Vázquez Montalbán. El Teatro Cervantes acoge (a las 21:00) la gira de Loquillo A solas en la que está llevando a la intimidad de los teatros sus ya numerosas aproximaciones a la poesía, la última de las cuales -el libro-disco Su nombre era el de todas las mujeres- está consagrada a un autor con el que encuentra grandes puntos de contacto, Luis Alberto de Cuenca.

Para Loquillo esta es su cuarta gira por teatros, y la enésima vez en la que se deja arropar por los versos. De hecho, el rockero de Barcelona asegura retomar una tradición iniciada por Alberto Cortez, Amancio Prada y Paco Ibáñez. Con este espíritu nace el proyecto A solas, concebido para ser escuchado en espacios íntimos, y en el que el artista catalán muestra su pasión por una música en la que conviven géneros diversos como rock, jazz, swing, folk, estética retro y actual a la vez, sin perder su dimensión contemporánea. Todo ello con un acompañamiento musical ideado expresamente para la ocasión conformado por batería, bajo y contrabajo, piano, órgano y sintetizadores, violín, guitarra acústica, mandolina, guitarra sintetizada, loops e instrumentos variados. En total, seis músicos en escena arropando la voz de Loquillo. Así, Cesare Pavese, Bernardo Atxaga, Mario Benedetti, Jaques Brel, Sabino Méndez y Jaime Urrutia son solo algunos de los autores que forman parte del repertorio de la gira A solas, donde Loquillo recupera el espíritu de las giras que realizó en los teatros españoles durante la década de los noventa.

Una parte del recital estará consagrada a repasar su último proyecto, Su nombre era el de todas las mujeres, en el que canta sobre los versos de Luis Alberto de Cuenca, un poeta que ya prestó sus letras para la Orquesta Mondragón. Balmoral, Mujeres en pie de guerra, La vida por delante, Con elegancia y 9 tragos son otros de los álbumes en los que el cantante barcelonés ha recurrido a célebres poetas, y que formarán también parte del repertorio. Y es que para Loquillo, poesía y rock son uña y carne: asegura que Gil de Biedma hablando del submundo de Barcelona es comparable a Lou Red cantando sobre su mundo neoyorquino. "Odio el rock que no ha salido de la caverna", asegura tajante.

Icono del rock cuyo tesón y capacidad para reinventarse le han mantenido 30 años en lo más alto, José María Sanz (Barcelona, 1960) es mucho más que un cantante de rock and roll al uso. Incombustible, disciplinado e insurrecto, ha sabido hacer una carrera sólida a su imagen y semejanza, junto a su banda de toda la vida, Los Trogloditas, o en solitario, con las letras de Sabino Méndez o las de Gabriel Sopeña, renovándose, arriesgándose y siendo fiel a sí mismo.

Loquillo ha permanecido 30 años en el panorama de la música del país sin dejar de sorprender a nadie. Ni a sus fans a los que ha paseado por gran parte de los estilos del rock, ni a sus detractores, rompiéndoles los esquemas una y otra vez con sus múltiples facetas, sus cambios de sentido, sus salidas de tono y sus aventuras extra musicales.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios