Luis Leante retrata la violencia anarquista en 'Cárceles imaginarias'

  • El escritor se adentra en la convulsa Barcelona de finales del XIX en su nueva novela, en la que también reflexiona sobre la influencia del azar en la vida de cada uno.

El escritor Luis Leante reivindica la necesidad de conocer a fondo el pasado "para entender el presente", y con ese espíritu se adentra en la convulsa Barcelona de finales del XIX en su nueva novela, Cárceles imaginarias, en la que desempeña un papel esencial el anarquismo catalán de esa época. El atentado del día del Corpus de 1896, que causó doce muertos y medio centenar de heridos, constituye "uno de los acontecimientos más oscuros de la historia del anarquismo español", afirma el autor, y es el punto de partida de su novela, en la que reflexiona sobre la influencia del azar en la vida de cada uno.

Como afirma Leante, aquel atentado "sigue siendo un misterio porque nunca se supo realmente quién puso la bomba", aunque se les atribuyó a los anarquistas. Sin embargo, provocó "una represión brutal. Hubo cuatrocientos detenidos", varios fueron fusilados y otros muchos se vieron obligados a exiliarse. Pero Cárceles imaginarias, publicada por Alfaguara, no es una novela histórica. Su autor emplea esos acontecimientos "como excusa" para tejer una trama que no pretende "establecer hipótesis sobre el anarquismo", afirma. Ambientada también en Valparaíso (Chile) y en Filipinas, la novela recrea en parte los enfrentamientos que hubo a finales del XIX entre la burguesía catalana y los proletarios. El anarquismo "entró tarde en España, cuando en la mayor parte de los países era ya algo superado, y caló muy fuerte en Barcelona", indica Leante.

La burguesía catalana "no era conservadora, sino abierta a Europa, y trataba de ser ilustrada pero chocó con los movimientos sociales y hubo unos momentos de violencia que no se conocieron en ningún sitio", comenta el escritor. Esa violencia continuará en el siglo XX "y llegará hasta la Guerra Civil", cuando los anarquistas "acabarán peleándose con comunistas y socialistas", señala Leante, que opina que los anarquistas en la II República "hicieron mucho daño porque no dejaron gobernar".

Ganador del Premio Alfaguara en 2007 con Mira si yo te querré, Leante entrelaza dos novelas en su nuevo libro, una de ellas situada a finales del XIX y otra, en la actualidad, aunque la que tiene mayor peso es la protagonizada por Ezequiel Deulofeu, un joven de la burguesía catalana, presunto autor del atentado del Corpus, "que se mete en el anarquismo sin darse cuenta, casi por azar". "Hubo muchos Deulofeu en Barcelona, burgueses que se apuntaron a ese movimiento porque los mismos anarquistas veían que, si no tenían el apoyo de la burguesía y se limitaban a las clases populares, iban a fracasar", señala el autor . 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios