'Málaga, una visión panorámica' propone un viaje en el tiempo

  • Javier Ramírez, director del Centro Tecnológico de la Imagen de la Universidad de Málaga, muestra la evolución de la ciudad gracias a la recuperación de los fondos fotográficos de Thomas y Roisin

Málaga, una visión panorámica (Arguval, 2007) es el libro con el que Javier Ramírez, director del Centro Tecnológico de la Imagen (CTI), una institución dependiente de la Universidad de Málaga (UMA), sorprendió el año pasado. "No hace muchos meses presentábamos este libro, y creo que las reacciones han superado nuestras expectativas por su gran acogida", reconoció Ramírez, ayer, al comienzo de su conferencia en el Salón de Actos del Rectorado de la UMA.

En todo momento, las palabras de Javier Ramírez estaban apoyadas por las imágenes que componen Málaga, una visión panorámica. Un auténtico viaje por el tiempo es lo que Javier Ramírez propuso anoche. Esto fue posible gracias a la exhaustiva labor de recuperación, tanto documental como técnica, de los fondos fotográficos de Thomas y Roisin, que dormían de forma descuidada en los archivos del Instituto de Estudios Fotográficos de Cataluña. "Este material proviene de un trabajo universitario", recordó Ramírez, quien fue la persona que dirigió el

Thomas y Roisin eran dos profesionales de la fotografía que recorrieron España, cada uno en una época, dando testimonio de todo lo que veían. Su objetivo era comercial, dirigido sobre todo a publicidad y a la creación de tarjetas postales. Thomas creó el primer fondo español de imágenes, en 1880, y recogió un total de 22.000 negativos. A su estela, algunos años después, principios del siglo XX hasta mediados, Roisin acumuló más de 48.000 negativos.

Lo que Javier Ramírez propuso en el Salón de Actos del Rectorado de la UMA fue una serie de "recorridos por Málaga, en el tiempo y en el espacio". Sus primeros pasos fueron por la Casa de Correos, actual Rectorado, en cuyas espaldas se forjó, el 28 de abril de 1904, "el derrumbe de lo antiguo en aras del progreso", ya que aquel día el entonces joven Rey de España, Alfonso XIII, procedió al derribo de la vieja muralla de la Alcazaba.

Muchas fueron las historias curiosas que contó Javier Ramírez, como muchas fueron las estampas que se proyectaron a su espalda -muchos dedos señalaban desde las butacas-. Algunos de los paseos que propuso el director del CIT fueron el del eje Alameda-Parque, por el Centro, la Plaza de la Merced, el barrio de la Victoria y Limonar-La Caleta . Se pudieron ver nuestros primeros hoteles, viejos cines desaparecidos y zonas entonces no edificadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios