'Mamma Mia!', una fiesta sin fin

Tres padres son demasiados para llevar a una hija al altar. Sophie es una joven que está a punto de casarse, mientras su madre, una rebelde sin causa, se muestra totalmente contraria al matrimonio. La chica averigua que hay tres posibles candidatos que pueden ser su progenitor, y decide invitarlos a su boda para conocerlos. Alrededor de esta trama se presenta el musical Mamma Mia!, una historia que gana a medida en que se desarrolla el espectáculo.

Con un humor sencillo, cercano y en ocasiones disparatado, y unos personajes que conectan con el público desde que hacen su aparición en escena, el Teatro Cervantes vibró en la presentación de este musical, que llega por segunda vez a Málaga. No faltaron míticas canciones de Abba, como Dancing Queen, Money Money Money o Mamma Mia!, entra tantas otras, que entusiasmaron al público junto a un sonido envolvente acompañado de una excelente puesta en escena.

No es necesario ser fan del cuarteto sueco, ni haber crecido con sus canciones: durante las casi tres horas que dura el espectáculo el escenario es una fiesta que invita a disfrutar a todos por igual y a tener una visión más optimista de la vida. Especialmente emotiva es la interpretación de Monserrat Teruel, quien da vida a Donna, del tema Va todo al ganador con el que logró emocionar al público dejando la diversión a un lado por unos minutos para abrir paso a la melancolía. Brillantes las actuaciones del elenco de actores en general, y de Marta Valverde en particular, cuyo divertido personaje fue uno de los que más carcajadas desató en el público.

Más de dos millones de personas han disfrutado ya de este espectáculo en España, y hasta el próximo miércoles, el telón del Cervantes se abrirá cada noche para invitar a los malagueños a bailar y a vivir en una fiesta sin fin.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios